Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Enric Riera sorprende con su nueva gama cromática en ‘Infinitum’

La exposición se incluye en las fiestas de Sant Jaume y se puede visitar hasta el 30 de julio

Enric Riera antes dos de sus obras que se pueden ver en la exposición ‘Infinitum’. C.C.

Enric Riera recordaba ayer que su primera exposición fue en 1985 en una sala de arte que montó el arquitecto Francesc Negre en lo que ahora es un restaurante de Sant Francesc. Desde entonces ha expuesto tanto en Formentera como fuera para convertirse en uno de los artistas insulares contemporáneos más reconocidos, en Balears y en otras comunidades.

En esta exposición, amplía su gama cromática y el cambio de formato de sus cuadros. Antes se movía entre los azules y los grises pero ahora aparecen amarillos e incluso el rosa. La veintena de obras que presenta ya no son cuadradas y vuelve al rectángulo ya sea en lienzo, en soporte de madera (reciclada) o en papel. La exposición se titula ‘Infinitum’ y se podrá visitar hasta el 30 de julio en la sala del Ayuntamiento viejo; es la muestra elegida con motivo de las fiestas de Sant Jaume.

Enric Riera es poco amigo de dar explicaciones sobre su obra, pero reconoce que se ha liberado de la carga simbólica que caracterizaba su trabajo para ir quitando elementos y simplificando: «El asunto es que me copio a mí mismo y por eso he dejado los formatos cuadrados y estoy cambiando los colores, pero también la composición».

El artista subraya: «No me considero un pintor abstracto. Las obras son los colores que finalmente están inspirados en el paisaje de Formentera, por eso no me considero abstracto. Igual estoy en la frontera pero utilizo algún elemento figurativo».

En la obra de Riera es fundamental la concepción del espacio y la composición de cada cuadro, en los que suele superponer capas con sutil geometría. Pero admite: «Me preocupa especialmente el contraste simultáneo de los colores». Y sobre su proceso creativo, detalla: «Lo que menos cuesta es pintar y lo que más pensar. Hay veces que pongo los cuadros cara a la pared, pero pintando no invierto tiempo, el 90% me lo tiro pensando y mirando la obra».

Compartir el artículo

stats