Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación

Ser superdotado se castiga en el aula: la mitad de los alumnos sufre acoso escolar

Un estudio con participación asturiana advierte de que es tres veces más probable que un niño de altas capacidades sea víctima de bullying

Una profesora imparte clase en la escuela Diputació de Barcelona. MANU MITRU

Los datos de acoso escolar en España son negros (lo sufren uno de cada cuatro niños), pero aún lo son más si se pone el foco en los alumnos superdotados. Un estudio nacional liderado por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), hecho público ayer, revela que la mitad de los adolescentes con altas capacidades han sufrido 'bullying' y que es tres veces más probable que un estudiante intelectualmente superior al resto de la clase sea victimizado. El motivo, afirman los expertos: se castiga lo diferente.

En esta investigación han participado 449 estudiantes con altas capacidades de todo el territorio nacional, entre ellos los de Asturias a través de la asociación APADAC. No es la única aportación asturiana al estudio, ya que la investigador principal es el psicólogo afincado en la región Joaquín González Cabrera, que dirige el grupo de Ciberpsicología de la UNIR. "Es mucho más frecuente la victimización entre iguales cuando los niños portan singularidades como son las altas capacidades", explica el experto. En concreto, y según recoge el trabajo, un 50,6% puede sufrir acoso escolar dentro de este colectivo frente al 27,6% de los alumnos no superdotados. Asimismo, el estudio refleja que este grupo de adolescentes es susceptible de padecer mayores niveles de estrés, ansiedad y depresión a causa del 'bullying'.

¿Por qué pasa esto? Joaquín González Cabrera tiene clara la respuesta: "Cualquier alumno que tenga una diferencia respecto a la tendencia general del grupo tiene más riesgo de sufrir violencia". Ya sea por tener altas capacidades, por padecer un trastorno del espectro autista, por proceder de otro país, por tener una orientación sexual diferente... "Se sigue viendo que lo diferente no da valor, no da color, no da belleza, y representa una amenaza, porque en este caso los alumnos con altas capacidades presentan características que el grupo mayoritario no tiene", reflexiona el psicólogo. Detrás de ello está la teoría de la identidad social y la sensación que tienen los niños de "pertenencia a una clase, de formar parte de 1º de la ESO A por poner un ejemplo".

La solución, dice Cabrera, es atajar la violencia "en cualquiera de sus manifestaciones y en cualquiera de los grupos" a base de educación. "Nos estamos centrando en los alumnos de altas capacidades, pero aquí no hay dato bueno. Así que hay que trabajar desde las aulas para revertirlo llamando a respetar lo diferente, fomentando la empatía emocional...", señala el investigador, que es en uno de los mayores expertos de España en nuevas tecnologías y adolescentes. En total, en este estudio, en el que también ha colaborado la Universidad del País Vasco, participaron 449 alumnos diagnosticados con altas capacidades y 950 sin ellas de 14 centros de siete comunidades autónomas. Es decir, casi 1.400 estudiantes. En el trabajo jugaron un papel clave casi 50 asociaciones. "APADAC, de Asturias, tuvo una participación muy buena; sin estas asociaciones no hubiera sido posible el trabajo, ya que es difícil que en los centros te señalen a este tipo de alumnado", asegura Joaquín González Cabrera.

Según familias y expertos en la región, los casos de acoso escolar no paran de subir y encima en edades cada vez más tempranas. La propia consejera de Educación, Lydia Espina, dijo este mes que en el Principado han detectado "una ligera subida" de los casos y que por ello trabajan en la actualización del protocolo actual e incrementarán la formación a directores.

Compartir el artículo

stats