Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

Málaga inicia la lucha contra el turismo de borrachera

El Ayuntamiento arranca hoy un dispositivo policial extraordinario que patrullará las calles del centro con más problemas de ruido y convivencia - Estará activo desde las 23 hasta las 7 horas durante los fines de semana y los jueves

Aficionados del Rangers en el Centro de Málaga antes de disputar la final de la Europa League en Sevilla. / ÁLEX ZEA

El Ayuntamiento de Málaga ha anunciado ante la prensa hoy el que será su primer gran paso para poner coto al creciente turismo de borrachera y la moda de las despedidas de soltero que están generando graves problemas de convivencia en el centro y otros barrios, como son Teatinos, Huelin o Pedregalejo.

A partir de esta noche arranca un dispositivo extraordinario de la Policía Local que pondrá a 45 agentes a patrullar a pie las calles del centro, algunas de ellas dentro de la Zona Acústicamente Saturada (ZAS) y con mayor afluencia de establecimientos y que acumulan más conflictos y sanciones por ruido e incumplimiento de las ordenanzas municipales.

En total serán 78 calles divididas en cinco sectores de actuación, que estarán vigiladas por agentes uniformados y de paisano desde las 23 hasta las 7 horas. A esto se le sumará el control a través de las cámaras de videovigilancia del centro municipal de emergencia.

Se incluyen, por ejemplo, la Plaza de la Merced, Uncibay, Calderería, Sánchez Pastor, la Plaza del Siglo, Granada, Beatas, la Plaza del Teatro, Tejón y Rodríguez, Méndez Núñez, Álamos, Mitjana, Comedias, la Plaza de las Cofradías, Mosquera, Nosquera, Andrés Pérez o Alcazabilla.

"Este dispositivo va andando por todas esas calles donde va un oficial con dos patrullas con cuatro agentes. La presencia física uniformada, aunque también hay de paisanos, disuadirá a determinadas personas de hacer ciertos comportamientos que puedan ser molestos", ha detallado el concejal de Seguridad, Avelino Barrionuevo.

En concreto, los policías locales recorrerán estos sectores sancionando a aquellas personas que produzcan molestias en la vía pública como, por ejemplo, cantar, gritar, usar aparatos de música, altavoces, megáfonos... En cuanto a los establecimientos, los efectivos controlarán que no se vendan bebidas alcohólicas fuera de los locales y que se cumple con el horario de cierre establecido.

Los infractores se enfrentan a sanciones relacionadas con la contaminación acústica que oscilan entre los 600 euros para las catalogadas como leves hasta los 300.000 euros para las muy graves. En caso de una infracción de la ordenanza de convivencia ciudadana, las multas más moderadas parten de los 300 euros.

"El objetivo es acabar con los comportamientos incívicos y aminorar las molestias que se producen en esos entornos insistiendo en las ordenanzas de la conviviencia ciudadana, de ruido y de la ocupación de la vía pública", ha insistido el concejal de Seguridad, Avelino Barrionuevo.

Gráfico de las calles que serán patrulladas. POLICÍA LOCAL DE MÁLAGA

Conductas no sancionables

El edil de Seguridad ha explicado que hay ciertas conductas que pese a ser molestas no son punibles, por lo que la Policía Local no puede actuar. Es el caso de los disfraces típicos de las despedidas de soltero, indecorosos en algunas ocasiones, o el hecho de ir con el torso descubierto por la vía pública.

"Si vemos que hay una despedida de soltero o soltera, el hecho de ir disfrazado no hay ninguna norma ni ordenanza que nos permita sancionarlo mientras no cometan ruido o beban en el exterior", ha detallado el edil.

En estos casos, el Ayuntamiento de Málaga ha pedido a la Asociación de Hosteleros de Malaga (Mahos) que contribuya al control de estos comportamientos a través del derecho de admisión, es decir, negando la entrada a las personas que no lleven los atuendos adecuados.

Se trata de un plan extraordinario que viene a reforzar el dispositivo conocido como "de la movida" que está ya asentado en el centro y que cuenta con 15 agentes para el control del ruido. Por tanto se triplica el número de efectivos en el centro de la capital.

Este dispositivo empieza esta noche y se prolongará durante todo el verano. Asimismo, de forma progresiva se extenderá hacia la zona de Teatinos, donde ya se está implantando, Echeverría de Huelin, Pedregalejo y la zona de discotecas en el Camino de San Rafael.

Compartir el artículo

stats