Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El decrecimiento de plazas turísticas no empezará hasta dentro de cuatro años

Duras críticas de la oposición: el PP acusa al Govern de «vender al turismo y a sus trabajadores»

Iago Negueruela, portavoz y conseller de Modelo Económico. | GOVERN

La reducción de plazas turísticas mediante la modalidad del 2x1 que contempla la nueva Ley Turística, que se está negociando en el Parlament, no empezará a funcionar hasta dentro de cuatro años. Así lo explicó ayer el conseller de Modelo Económico y Turismo, Iago Negueruela tras el Consell de Govern.

El titular de Turismo indicó que los Consells Insulars tienen cuatro años para elaborar el Plan de Intervención en Ámbitos Turísticos que debe fijar un tope máximo de plazas en cada una de las islas y por ello se dictaminó la moratoria. «Se trata de un instrumento que es muy difícil que se pueda elaborar en un año, incluso creemos que con cuatro años nos quedamos cortos».

La modalidad del 2x1 pretende reducir plazas por dos vías. Una son las que se vendan entre establecimientos, y siempre las que se habían adquirido onerosamente con anterioridad, quedarán reducidas a la mitad al realizar la transacción. La otra vía es cuando establecimientos hoteleros o de alquiler vacacional cesen su actividad y cedan sus plazas a la bolsa oficial de cada uno de los Consells. Esta operación también reducirá a la mitad el número de plazas que ingresen en las bolsas.

Negueruela indicó que la reducción del plazas mediante el 2x1 «es un modelo que debe funcionar en paralelo las dos vías de reducción y, por este motivo no empezará a funcionar hasta que no se levante la moratoria que se fijó en el decreto de la Ley Turística, dentro de cuatro años». El conseller de Modelo Económico y Turismo dejó ayer claro que ello no afectará en los casos que se venda un hotel entero o una vivienda de alquiler vacacional, ya que con la operación inmobiliaria están incluidas las plazas que ostentan.

El PP criticó la norma de decrecimiento que han pactado los socios del Govern, asegurando que la izquierda «ha vendido al sector turístico y a sus trabajadores para asegurar el Pacto».

Iago Negueruela acusó al PP de «mentir y confundir a la ciudadanía, ya que consideramos que en ningún momento se pone en riesgo ni el sector ni los puestos de trabajo, se apuesta por conservar lo que tenemos mediante la calidad». El titular de Turismo remarcó también que «ya sabemos el modelo que quiere el PP: turismo de excesos, seguir con los dispensadores de alcohol en los hoteles y empleo precario».

Toni Costa (PP)

El portavoz popular Toni Costa denunció ayer que la presidenta del Govern, Francina Armengol «se ha quitado la careta» y que «el modelo turístico de Armengol y de sus socios es el decrecimiento y ya lo dicen públicamente».

El popular criticó que «pasamos de una ley turística a una ley antiturística». Censuró que «la presidenta del Govern ha vendido al sector turístico, a sus pymes, autónomos y trabajadores, para salvar su Pacto», en referencia a sus socios de Més y Podemos.

«El PSOE y sus socios -prosiguió Costa- tienen que decir cuántas plazas quieren eliminar en Balears, porque hemos leído en los medios que la previsión es eliminar 100.000 plazas turísticas». Asimismo, el portavoz popular emplazó al Govern contestar «¿cuántos puestos de trabajo costará este decrecimiento y cuántas pymes y autónomos cerrarán la persiana por el decrecimiento de Armengol?».

Pilar Costa (PSOE)

La portavoz del PSIB-PSOE, Pilar Costa, recriminó la postura «cada vez más radicalizada del PP» en defensa del crecimiento turístico ilimitado, en el marco de la tramitación parlamentaria de la futura nueva ley turística de Balears, y les acusó de utilizar el crecimiento sostenible «solo como un eslogan». La socialista añadió que «ni siquiera el sector defiende la posición de crecimiento ilimitado».

Josep Melià (El Pi)

Josep Melià, portavoz de El Pi, criticó la fórmula del 2x1. «Se contradicen a sí mismos, es decir, aprueban una moratoria para congelar plazas y ahora resulta que proponen esta fórmula para decrecer. Nosotros estamos de acuerdo en que no debemos crecer más, ahora bien, no de esta forma sin tener en cuenta el estudio de capacidad de carga de los consells, indicó Melià. El regionalista calificó esta medida de «humo sin previsión, ya que es decrecer por decrecer».

Patricia Guasp (CS)

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Patricia Guasp, exigió, a Més y Podemos «abandonen sus mensajes contra el turismo» y pidió a Armengol y a Negueruela que «salgan a defender el turismo». La diputada naranja denunció que el Govern «sigue metiendo las zarpas en la tramitación parlamentaria de la ley turística y se demuestra que el Parlament está a su servicio».

Joan Mas (Més)

«Basta salir a las calles del centro de Palma o dar una vuelta por primera línea del mar, se evidencia que la carga de visitantes nos sobrepasa. Si queremos evitar el colapso y cuidar las islas como destino turístico de referencia debemos apostar por la bajada de plazas», aseveró el diputado de Més per Mallorca Joan Mas Collet.

José Antonio Roselló (CAEB)

«Pedimos a la consellería claridad en el mensaje. Todos debemos tener la misma información y no dar lugar a equívocos, ya que hay muchos cambios que tendrán una gran afectación sobre las empresas. En la CAEB estamos aquí para ayudar, pero si se están soltando desde la conselleria mensajes que son erróneos, les recomendaría que los desmintieran inmediatamente».

Compartir el artículo

stats