Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

Mallorca libra este verano su gran pulso contra el turismo de borrachera

La vuelta a la normalidad pondrá a prueba el decreto aprobado antes de la pandemia mientras el alcohol sigue siendo el gran reclamo de algunas agencias

Platja de Palma, meca de jóvenes turistas alemanes con ganas de fiesta.

Este verano de la vuelta a la normalidad y a las cifras de turistas previas a la pandemia pondrá a prueba en Mallorca el decreto ley contra el turismo de excesos y de borrachera. Aprobado en febrero de 2020, apenas un mes antes de que estallara la crisis sanitaria, ha tenido una muy escasa incidencia durante dos temporadas altas de hoteles cerrados, cifras de pasajeros discretas y restricciones que han afectado especialmente al ocio nocturno. Será en los próximos meses cuando el documento que prohíbe las excursiones etílicas, la venta de alcohol en tiendas entre las 21:30 y las 8:00 horas, las ofertas de 2x1 o las barras libres se demuestre como un instrumento útil.

El ámbito del decreto y de las inspecciones se centrará en los grandes focos del turismo etílico de las islas —Platja de Palma y Magaluf, en Mallorca, y Sant Antoni, en Ibiza—, y ha empezado con campañas informativas del Govern en Reino Unido y Alemania para advertir a los futuros visitantes de que las reglas han cambiado. El Foreign Office británico se hace eco de la regulación, Easyjet también advierte a sus pasajeros desde febrero y muchas de las agencias que comercializan paquetes turísticos de fiesta con destino a Mallorca han matizado o directamente eliminado las referencias directas a las promesas de alcohol sin límites que hace dos años eran evidentes. Por ejemplo la alemana AbiTours propone viajes de fin de curso a los jóvenes que deseen disfrutar de "fiesta ilimitada" en Platja de Palma. Además de los reclamos habituales —las discotecas Bierkonig y MegaPark— propone una excursión en barco con "bebidas incluidas", pero no ofrece más especificaciones. En 2019, en cambio, esta agencia publicitaba esta misma excursión con el reclamo de "cerveza gratis" y un plan consistente en "desmadrarse".

También Max Tours se dirige a los jóvenes alemanes que quieran "fiesta" este verano en Platja de Palma con la opción de una excursión en barco. "La comida ligera y saludable a bordo es la base ideal para el suministro de bebidas todo incluido", anuncia la agencia.

Más evidente es Viajes University, que anuncia un ‘todo incluido’, también en Platja de Palma, con "bebidas ilimitadas" dirigido a un público español. "¿Otras agencias te han dicho que en el Arenal no hay un todo incluido con bebidas ilimitadas? No es cierto...", propone esta empresa radicada en Barcelona. Este anuncio colisiona con el decreto, que también regula el consumo de bebidas alcohólicas dentro de los hoteles que ofrecen ‘todo incluido’.

También es previsible que haya problemas en Magaluf, donde los conocidos como "cruceros alcohólicos" vuelven a ser uno de los grandes reclamos para los jóvenes turistas. "El único crucero de bebidas alcohólicas de Magaluf que se lleva a cabo en un barco de fiesta especialmente diseñado con un bar completamente surtido. Las bebidas disponibles para comprar en la fiesta en incluyen cerveza, licores y mezcladores, sangría, cócteles y chupitos", proponen en la agencia Boat Party.

Magaluf Events también comercializa este tipo de excursiones, pero a diferencia de 2019 hace un llamamiento a la responsabilidad. "A bordo del barco no alentamos ni toleramos el consumo excesivo de alcohol o el comportamiento antisocial. Por favor bebed responsablemente", asume la agencia, al tiempo que asegura cumplir la normativa que rige en Mallorca, sin especificar.

Compartir el artículo

stats