Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

¿No te has contagiado de Covid en dos años? Estas podrían ser las razones

Varios inmunólogos dan una explicación científica considerando factores genéticos y biológicos

¿No te has contagiado de covid en dos años? Estas podrían ser las razones.

Tras más de dos años de pandemia, el coronavirus responsable del covid-19 ha causado más de 500 millones de casos en todo el mundo. La panorámica global de las infecciones muestra que mientras algunas personas se han contagiado una (o más) veces con este virus, otras han logrado esquivar la infección durante todo este tiempo. Incluso tras varias oleadas pandémicas y la irrupción de ómicron (el virus con la propagación más rápida de la historia), hay quien ha conseguido sortear el coronavirus pese a haber estado expuesto a situaciones de riesgo y en contacto estrecho con otros infectados. ¿Cómo? Según explican varios inmunólogos consultados por EL PERIÓDICO, diario perteneciente al mismo grupo editorial que este medio, hay algunos factores genéticos y biológicos que podrían explicar por qué algunas personas todavía no se han contagiado de covid-19. Y como en toda buena historia, también hay una parte de misterio

1- Infecciones no detectadas

La primera razón, y quizás la más evidente, es que una parte de las personas que afirman no haberse contagiado de covid-19 en estos dos años han pasado la infección sin ni siquiera saberlo. "Hay que diferenciar muy bien entre el contagio y la enfermedad. Habrá gente que sí se ha contagiado, porque ha entrado en contacto con el virus, pero como no ha desarrollado síntomas ni siquiera se ha percatado de la infección", explica Carlota Dobaño, jefa del grupo de inmunología del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal). "En estos casos, es posible que se haya dado una combinación de factores con mucha suerte. Como que la persona se haya expuesto a una carga viral baja mientras tenía unas defensas muy altas", ilustra la científica.

Hoy por hoy, no hay una estimación clara de cuántas infecciones asintomáticas han pasado desapercibidas tras dos años de pandemia. Los registros globales hablan de más de 500 millones de casos de covid-19 detectados en poco más de dos años. Según uno de los análisis más grandes realizados hasta la fecha, publicado en la revista científica 'Jama', cerca del 0,25 % entre la población global podría haber pasado el covid-19 sin ni siquiera percatarse del contagio.

2- Superinmunidad innata

Una de las teorías que plantean los científicos para explicar por qué algunas personas han logrado esquivar la infección tiene que ver con la inmunidad innata: la primera barrera que forja nuestro organismo para hacer frente a 'amenazas' externas. "Hay personas que tienen esta primera barrera de la 'maquinaria inmunológica' mucho más resistente que el resto. Así, en caso de entrar en contacto con el coronavirus, consiguen controlar el virus de manera mucho más eficaz y evitan que la infección se propague hacia otros órganos", explica el inmunólogo Julià Blanco, de IrsiCaixa.

La fortaleza de la inmunidad innata, explica Blanco, depende de un amplio abanico de factores genéticos y biológicos. Algunos estudios, por ejemplo, sugieren que las mujeres tienen mejor inmunidad innata que los hombres (de ahí que, en el caso del covid-19, ellas tuvieran menos incidencia de la infección y menor tasa de enfermedad grave y/o mortalidad). También se ha observado que algunas peculiaridades genéticas relacionadas con esta primera barrera del sistema inmune pueden reducir el riesgo de infección por covid-19 (como en el caso, por ejemplo, de la producción de interferones: unas proteínas encargadas de activar las defensas antivirales).

3- La memoria de tus defensas

Para explicar la capacidad de algunos para esquivar contagios, los científicos también apuntan a la segunda barrera del sistema inmunitario: la inmunidad adaptativa. Según explica la científica Carlota Dobaño, esta tiene que ver con la memoria de nuestro sistema inmune para recordar infecciones pasadas y crear barreras para esquivar futuros contagios. "Este sistema de defensas se concentra en las mucosas del cuerpo, como la saliva, las secreciones nasales o la mucosa que envuelve el tracto respiratorio. Ahí se generan una serie de anticuerpos (como la inmunoglobulina) que en caso de infección evitan que el virus se expanda", comenta la científica.

La memoria (y la fortaleza) de nuestro sistema inmune para hacer frente a una infección no depende ni de nuestro estilo de vida ni de nuestros hábitos (como la alimentación, el ejercicio físico o la pauta de sueño). "La inmunidad adaptativa tiene que ver con factores genéticos y celulares que varían de persona en persona, como la expresión de algunas proteínas o de determinados antígenos", esgrime el virólogo Julià Blanco. En el caso del covid-19, varios estudios apuntan a que algunas proteínas relacionadas con alergias y enfermedades autoinmunes podrían provocar una respuesta celular más rápida y más potente para combatir la infección por coronavirus.

4- El poder de los catarros

Las personas que han pasado un catarro recientemente (o que son muy susceptibles a coger resfriados) podrían tener cierta inmunidad frente al covid-19. Esta es una de las hipótesis que barajan los científicos para intentar explicar por qué algunas personas han logrado esquivar los contagios de covid-19 durante tanto tiempo. Esta teoría, conocida como inmunidad cruzada, postula que si una persona ha pasado un resfriado (una infección también causada por la familia de los coronavirus) su sistema inmune ha desarrollado un abanico de defensas que también pueden servir frente a las infecciones del coronavirus responsable del covid-19.

Esta hipótesis, explica la inmunóloga Carlota Dobaño, también explicaría por qué los niños pequeños (una población especialmente expuesta y resistente a los catarros comunes) son menos susceptibles a desarrollar síntomas graves en caso de contraer el covid-19. Algo parecido se ha observado en estudios entre sanitarios y profesionales de primera línea. Aquellos que habían pasado un resfriado poco antes de la exposición al covid-19 tenían menos riesgo de contraer la infección y de desarrollar síntomas graves de la enfermedad. 

5- Misterio genético

Más allá de la fortaleza de las diferentes capas del sistema inmune, la capacidad de algunas personas de esquivar los contagios de coronavirus sigue siendo un misterio. Por eso mismo, hace tan solo unos meses, más de 40 centros de investigación de todo el mundo han puesto en marcha la investigación más grande realizada hasta la fecha para intentar averiguar qué tienen en común los 'superinmunes' al covid-19. El estudio reclutará más de 3.000 personas aparentemente inmunes al covid-19 para intentar averiguar cuál es el mecanismo que bloquea la infección.

Una de las hipótesis que esbozan los científicos para explicar estos casos tiene que ver con una mutación genética que, en el caso del covid-19, podría ayudar a algunas personas a esquivar la infección. Concretamente, se especula que la falta del receptor ACE2 (una proteína que el virus utiliza como llave de entrada para infectar a las células) podría ser uno de los elementos que permite esquivar los contagios. La resolución de este enigma, según explican los expertos, podría ser la clave para diseñar tratamientos y fármacos contra este virus (y los que vendrán).  

Compartir el artículo

stats