Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iglesia

El obispo de Tenerife: "La homosexualidad es pecado mortal si se hace a sabiendas de estar mal"

Bernardo Álvarez critica otra vez el amor entre personas del mismo sexo en una entrevista a la Tele Canaria | El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, le pide que rectifique

Bernardo Álvarez, obispo de Tenerife, durante un acto religioso.

El obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, ha vuelto a protagonizar unas declaraciones con amplia repercusión después del "hay menores que si te descuidas te provocan" de hace 15 años en una entrevista a La Opinión de Tenerife, diario perteneciente al mismo grupo editorial que este medio. Álvarez dirige sus críticas, realizadas en una entrevista al programa Buenas Tardes Canarias de Televisión Canaria, a la homosexualidad, de la que asegura que es "un pecado mortal si se hace a sabiendas de que está mal". "Depende de la persona y las circunstancias, para que una cosa sea pecado mortal, hace falta que la persona sea consciente de que es pecado, que lo haga libremente y no esté condicionada por nada, que sepa que está mal y que a pesar de que sabe que está mal lo hace libremente y sin ser condicionada por nadie", manifestó.

El responsable de la Diócesis Nivariense, de la provincia tinerfeña, aseguró además que el catecismo de la Iglesia tiene unos "principios con cuestiones morales" y las personas "son dignas de todo respeto aunque luego sus comportamientos sean discutibles", subrayando que "a veces se dice que todas las ideas son respetables, y no, todas las ideas son discutibles, lo respetable es la persona", indicó el prelado en las declaraciones a la Tele Canaria.

Declaraciones de 2007

En la entrevista del año 2007 también criticó el amor entre personas del mismo sexo: "El fenómeno de la homosexualidad es algo que perjudica a las personas y a la sociedad". En aquella ocasión añadió que hoy en día "no es políticamente correcto decir que es una enfermedad, una carencia, una deformación de la naturaleza propia del ser humano". "Eso que decía cualquier diccionario de Psiquiatría diez años atrás, hoy no se puede decir", detalló en aquellas declaraciones de hace 15 años.

Las reacciones no se hicieron esperar. El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, tildó de "inaceptables" las declaraciones del obispo en una entrevista a la Cadena Ser. Torres considera que Bernardo Álvarez debe rectificar al entender que "le hace poco favor a la Iglesia".

En otra reacción a estas últimas declaraciones de Bernardo Álvarez, la asociación LGTBI Diversas exigió ayer a las autoridades eclesiásticas católicas "el cese inmediato" del obispo de Tenerife, al que acusa de "reincidencia" homófoba, que "no es un pecado sino una muestra de odio" que vulnera los derechos humanos.

Este colectivo alude a las declaraciones "casposas y mezquinas" que Bernardo Álvarez hizo el martes en Televisión Canaria, donde manifestó que las personas homosexuales que actúan consciente y libremente cometen "un pecado mortal", y comparó la homosexualidad con el alcoholismo y la delincuencia, indica Diversas en un comunicado.

Esta asociación LGTBI recuerda que en 2007 el obispo de Tenerife "justificó" los abusos sexuales a personas menores indicando que "hay niños que provocan", además de señalar que "la homosexualidad perjudica a las personas y a la sociedad".

UGT de Canarias ha pedido al prelado tinerfeño que se retracte y rectifique "las declaraciones homófobas" y que son, añadió el sindicato, un mensaje "rancio y manido que pone de manifiesto el talante retrógrado de la que se considera la voz más autorizada" en su Diócesis.

Compartir el artículo

stats