Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Una española residente en México inmunizada con la vacuna china: "No puedo obtener el pasaporte covid"

La Comunidad Valenciana estrecha cada vez más el cerco a los no vacunados, una postura que le afecta directamente a Elvira, al poseer un código QR que no es válido en España

Elvira, junto a su marido, en Guanajuato.

No todas las vacunas que existen en el mercado para poner freno al coronavirus están homologadas por la Agencia Europea del Medicamentos (EMA). Una situación que vive en primera persona Elvira Sánchez, una española de 36 años, que acaba de llegar a España desde México para pasar las navidades con su familia.

Sus opciones son limitadas pese a que sí tiene un QR que acredita su vacunación en centroamérica con el vial de la farmacéutica china CanSino Biologics.

Elvira reside en México desde hace tres años, es música y trabaja en la Orquesta Filarmónica del Desierto de Coahuila. En ese estado, "me vacunaron en mayo, cuando a los maestros les sobraron dosis completaron a algunos servicios como Cultura, que estábamos sin inmunizar. A todos los músicos nos pusieron esa. Pese a saber que la Unión Europea no la reconocía, no podías elegir y, en aquel momento, ya comenzamos a tener actividad. En mi caso, como instrumentista de viento (toca la trompa), tienes que estar sin mascarilla al estar constantemente agarrando aire, al igual que tus compañeros, quienes también están soplando para hacer sonar el instrumento. Estábamos en riesgo todo el rato", explica la trompista.

Aunque conocía la situación de la vacuna china en España, en México, antes de tomar el vuelo, se realizó un test de antígenos "al estar subiendo los casos decidí ir preparada y también, antes de entrar debes rellenar un formulario en la aplicación Spain Travel Health, que genera un código QR para que puedas entrar al país".

Insuficiente

Pero no es suficiente. La Comunidad Valenciana estrecha cada vez más el cerco a los no vacunados. Una postura que le afecta directamente a Elvira, al poseer un código QR que no es válido en España, pese a llevar administrada una dosis de CanSino Biologics, al estipular las autoridades sanitarias que no necesita un segundo vial.

¿Qué ocurre ahora? Sin acceso a eventos culturales o deportivos, bares, restaurantes o cafeterías se puso manos a la obra para intentar solventar esta situación y poder acceder a establecimientos de hostelería, ocio y superficies comerciales durante su estancia en España, "la única solución ha sido ir al centro de salud de Albatera y explicarles la tesitura. Allí han contactado con Salud Pública y están estudiando ponerme una segunda dosis de una vacuna reconocida por la UE". Este lunes la llamarán para ver qué procede hacer.

En los pocos días que lleva en España está midiendo y "estudiando" bien donde ir. "El otro día fui a una pizzería en Torrevieja y sí pude entrar al tener un aforo menor a 50 personas, pero sí hay sitios donde sé que no voy a poder acceder. Por ejemplo, si estoy en un centro comercial y nos quedamos a comer, hay que estar viendo en qué lugar o buscar un sitio al aire libre para poder entrar", afirma Elvira.

Según la estrategia del Ministerio de Sanidad para personas que recibieron una dosis fuera de la Unión Europea y solicitan la vacuna para completar la pauta, esta se hará mediante una valoración de cada caso, de manera individual.

Pudiendo haber varios escenarios posibles: si la primera dosis resulta ser de un vial autorizado por la UE y disponible en España, la dosis se considerará válida y se inoculará una de ARN mensajero: Pfizer o Moderna. Mientras que, en el contexto opuesto, cuando el suero del primer pinchazo corresponda a una vacuna no autorizada en el espacio europeo, el procedimiento será igual al anterior.

Restricciones en América Central

Aunque latinos, el talante mexicano es "bastante más relajado que el español. Al principio sí se lo tomaban todo con mucha histeria, muy enserio y había mucho miedo. Ahora es distinto y están más relajados, ya les da igual, si se tiene que juntar la familia para cualquier celebración o fiesta, lo hacen. En hostelería sí que existen algunos lugares con aforo limitado, pero permanece abierta y no te piden ningún documento para entrar al interior, hay intención de llevarlo a cabo pero aún no se ha materializado y la mascarilla, supuestamente es obligatoria por las calles, pero si no la llevas tampoco suelen multarte. Es un carácter distinto al nuestro".

Y, en cuanto a las vacunas, "están poniendo de todo según el grupo de edad. A los que se encuentran en la frontera con Estados Unidos sí les están inoculando Pfizer o Moderna, las que ese país admite, al ser personas que cruzan para poder comprar cosas y venderlas posteriormente. Lo están haciendo porque interesa que vayan viniendo mexicanos para ir abriendo la frontera y que vaya habiendo otra vez un poco de actividad económica".

Compartir el artículo

stats