Alimentación

El desayuno perfecto que te ayudará a adelgazar (y a quemar grasa)

Te contamos qué alimento debes añadir a tu día a día para perder esos kilos de más y estar sano

Una mujer desayuna un bowl de fruta.

Una mujer desayuna un bowl de fruta. / Shutterstock

Hay una máxima irrefutable sobre la alimentación que hay que seguir tanto si se está cumplir tanto si se está siguiendo una dieta saludable (en esta información te hablábamos del alimento con el que adelgazarás y quemarás grasas) si los comes todos los días), como si no: "el desayuno es la comida más importante del día". Comenzar el día con tras haber ingerido un buen desayuno gozamos de la de la vitalidad necesaria para afrontar el resto de la jornada. El aporte energético es clave para rendir de une forma efectiva. Además, con el estómago lleno se evita caer en la tentación del "picar entre horas" y consumir aquellos productos industriales que no benefician ni a nuestra forma física ni a nuestra salud.

Como decíamos, el desayuno es la comida más importante del día. Pero ojo, no cualquier desayuno vale. Si has comenzado un plan de adelgazamiento o estás dispuesto a iniciarlos tras los excesos de las vacaciones y el verano tienes que tener en cuenta que para conseguirlo hay un único alimento que debes desterrar de tu dieta: el azúcar. La bollería industrial y muchos otros productos que en el supermercado están colocados como alimentos de desayunos" contienen grandes cantidades de azúcar y grasas que suponen un problema para la salud y facilitan que ganemos kilos de más .

Como explica Proviotico, se puede tener un desayuno saludable y que además sea beneficioso para nuestra salud y nos ayude a perder peso. Puedes llenarte perfectamente con la primera comida del día incluyendo diversas frutas con pocas calorías, que no solo te llenarán, sino que además serán buenas para tu organismo. Por ello, aquí te mostramos ocho frutas para añadir a en tu desayuno.

Banana

Probablemente se trata de la fruta que gusta tanto a los amantes de este alimento como a los que no se niegan a tomarla. La banana cuenta con 90 calorías (es la que más tiene dentro de este listado). Su ingesta te proporcionará un buen desayuno y es cómodo "snack" entre horas.

Fresas

Con 33 claorías, las fresas suponen un delicioso y sano añadido al desayuno. Tómalas solas y evita echarles azúcar.

Manzana

La manzana tiene 52 calorías. Además de ser un alimento con el que te puedes saciar sin problema, esta fruta contiene una fibra denominada pectina, que ayuda a reducir el colesterol en la sangre. También contienen potasio, un mineral esencial para controlar la presión arterial.

Arándanos

Los arándanos contienen 46 calorías y un alimento que te puede ayudar a adelgazar. Estos frutos ayudan a reducir el colesterol y mejoran la digestión. Una buena forma de tomarlos, (por si no lo quieres solos) es añadiéndolos a un yogurt natural.

Papaya

Con sus 43 calorías, la papaya es una fruta que se debe incluir en la dieta diaria, por ser rica en antioxidantes, vimamina A, B y C y minerales como clacio, potasio y hierro.

Kiwi

El Kiwi tiene 61 calorías y es una fruta deliciosa para iniciar el día y llevar como acompañamiento. Es una de las frutas más saludables que se pueden encontrar al ser rico en oxidantes y vitamina C. Su alto porcentaje en agua y su nivel calórico ayuda a bajar peso y a eliminar la retención de líquidos.

Uvas

Con 67 calorías, las uvas son una fruta fundamental para el desayuno y bajar pedo debido, además, a su comodidad para poder comerlas entre horas. Son ricas en minerales como hierro y potasio y perfectas para el buen funcionamiento de los riñones, el hígado o los intestinos€

Naranja

Una de las frutas clásicas del desayuno. Con 47 calorías puedes disfrutar de ella en un delicioso zumo o, mejor aún, ingiriéndola directamente.

Hacer un buen desayuno es fundamental para nuestro día a día y para perder peso. Pero recuerda que lo mejor es empezar el día después de haber descansado bien por la noche. Los expertos recomiendan dormir una media entre 7 y 8 horas. El ejercicio físico ayuda a que lleguemos a la cama cansados y así poder dormir mejor.