Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La piratería en las costas de Somalia se reduce a cero por la presión del Ejército

Tres aviones y 135 personas de las Fuerzas del Aire abastecen y aseguran aguas africanas

El general jefe del Mando Aéreo de Canarias, Juan Pablo Sánchez de Lara, con José Segura, ayer, en Casa África.

El general jefe del Mando Aéreo de Canarias, Juan Pablo Sánchez de Lara, con José Segura, ayer, en Casa África.

Las misiones del Ejército del Aire en África son silenciosas pero efectivas. Las operaciones desde la base de Yibuti, en el Cuerno de África, en las que ha contribuido el destacamento Orion del Ejército del Aire, han logrado mitigar la piratería. «Hace diez años había apresados de 25 a 30 barcos, muchos cargueros y hasta familias en veleros, había muchas desgracias; la buena noticia es que se ha reducido a cero», explicó ayer el general jefe del Mando Aéreo de Canarias, Juan Pablo Sánchez de Lara, en Casa África, en la capital grancanaria. La entidad organizó un nuevo coloquio, en torno a la diplomacia de defensa, en el marco del programa ÁfricaEsNoticia centrado esta vez en las misiones del Ejército del Aire español en África.

El general Sánchez de Lara asevera que la «constancia» en la acción en esta zona, en la cual el Ejército del Aire participa a través de localizar a los barcos piratas y actuar con rapidez, además de las misiones «preventivas y disuasorias» en la costa de Somalia y en aguas hacia el Índico, ha dado como resultado mitigar la piratería. Otra labor que realizan «muy bonita» es que enlazan con muchos pesqueros españoles, a los que les enseñan la bandera cuando sobrevuelan la zona y los barcos «se sienten más seguros» tras los apresamientos de 2008, explica el general jefe del Mando Aéreo de Canarias.

En África, el Ejército del Aire tiene dos destacamentos con 135 efectivos y tres aviones que contribuyen a ofrecer seguridad en el Sahel con los que han logrado reducir la piratería y garantizar el abastecimiento para las misiones en África desde la base de Senegal.

En Yibuti, en concreto, en el marco de la Operación Atalanta, el destacamento Orion tiene el mandato de proteger a los barcos del Programa Mundial de Alimentos y otros buques vulnerables, disuadir y evitar actos de piratería en las costas de Somalia y, al mismo tiempo, proporcionar apoyo a otras misiones de la UE en la zona y al resto de instrumentos de acción exterior desplegados como parte del enfoque global de la UE para el Cuerno de África.

Este destacamento es el único que lleva en la zona de forma continua desde el 2008 y cuenta con un avión P3M que centra su misión en el reconocimiento, localización y dar información a los destacamentos en superficie. Se trata de una aeronave «de gran autonomía, capaz de volar desde el Mar Rojo a Kenia y volver», señala Sánchez de Lara. Entre la tripulación y su apoyo son 65 personas.

Desde Dakar (Senegal), el destacamento aéreo táctico Marfil tiene encomendado el transporte aéreo logístico en apoyo a las Fuerzas Armadas francesas, dentro del marco de la Operación Barkhane, de lucha contra el terrorismo. Asimismo, desde el destacamento se apoyan además a las misiones de Naciones Unidas MINUSMA y MINUSCA, de estabilización de Mali y la República Centroafricana, respectivamente, a las misiones de la Unión Europea EUTM RCA y EUTM Malí, de apoyo a la formación y adiestramiento de las fuerzas armadas de estos países, y a la fuerza conjunta G5 Sahel. Contaban con un avión, pero a raíz de la demanda francesa se ha activado uno más de refuerzo. Desde alimentos, agua, personal, material para misiones y vacunas, estos aviones sirven de garantía para las demás operaciones, gracias a un destacamento formado por 70 personas.

Es «una banda de terreno ingente», donde existen misiones de todo tipo, de seguridad cooperativa, formación en búsqueda y rescate, seguridad y defensa, y este destacamento sirve de «puente aéreo» para todas las necesidades, ya sean de transporte, de personal, logístico o médico, expone el general. «Son trayectos largos, como de Madrid a Moscú, y con unas condiciones de vuelo muy complejas», asevera , en una zona donde además «no hay apoyo logístico en tierra y casi todo llega por el aire». De hecho, este destacamento ha transportado a 42.000 personas y 6.000 toneladas de carga, en 3.800 salidas y 10.000 horas de vuelo.

El director general de Casa África, José Segura, destacó que este encuentro con profesionales de la Ejército español sirve «para dar a conocer su actividad en el continente africano», que no es otra que «la defensa desde los valores de paz y convivencia».

En estas jornadas presenciales y telemáticas se ha dado mostrado en ocasiones anteriores el papel de la Armada Española en el control del tráfico ilícito y la piratería en el Golfo de Guinea o la Operación Balmis.

Compartir el artículo

stats