Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Iglesia española descarta una comisión independiente para aclarar los abusos

El cardenal Omella expresa su deseo de esclarecer los casos, pero prefiere que las investigaciones se lleven en cada diócesis

El cardenal y presidente de la Conferencia Episcopal, Juan José Omella.

El cardenal presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan José Omella, expresó ayer su deseo de esclarecer los abusos en España pero negó «de momento» recurrir a una comisión independiente, explicó en rueda de prensa tras reunirse con el papa en Roma. «Ante el tema de los abusos todos sentimos el gran dolor de ese hecho en medio de la sociedad y el deseo en todo momento de nuestra cercanía, de todos los obispos, que hemos establecido unas comisiones en cada diócesis, para recoger las denuncias, acompañar a esas personas que se sienten heridas y evitar que en el futuro esas cosas puedan volver a suceder», dijo el también arzobispo de Barcelona. Entre las denuncias de abusos está el caso que ha sido denunciado en Ibiza, en el que está implicado un sacerdote que habría cometido abusos sobre varios menores.

Omella, que encabezó el viaje ad limina del segundo grupo de obispos españoles al Vaticano, se refirió así a la investigación del diario español El País, que recoge 251 casos de abusos en distintas diócesis y que ha terminado en la atención del pontífice.

El presidente de los obispos españoles explicó que el informe ha sido remitido a todas las diócesis del país y a los religiosos, porque hay supuestos abusos cometidos en colegios, y que «van respondiendo poquito a poco» pero también pidió datos al diario. «Todas las diócesis van respondiendo poquito a poco. (Si) ha habido una acusación de un sacerdote o un religioso, digan de quién se trata y nosotros investigamos», indicó.

En cualquier caso Omella rechazó seguir el ejemplo de otros países como Portugal, cuya Iglesia ha encargado la investigación de los abusos a una comisión independiente, y defendió la estrategia de que sea cada diócesis la que se encargue de estudiar denuncias. Y aseguró que cuenta con el apoyo del papa y de la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano.

En este sentido, preguntado por la posibilidad de implantar esa comisión, respondió: «De momento no porque como ya está en cada sitio, multiplicar entes sin necesidad yo creo que no es necesario».

Por su parte, el arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, acusó durante la rueda de prensa al periódico de «denunciar sin dar datos», visiblemente irritado.

Compartir el artículo

stats