Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad

Ibiza inicia la construcción del carril bici de Bartomeu de Roselló

La obra tiene un presupuesto de 89.000 euros y su plazo de ejecución es de seis semanas, aunque la empresa prevé acabar antes

Inicio de las obras en Bartomeu de Roselló.

El Ayuntamiento de Eivissa inició el pasado jueves las obras de construcción de un carril bici en la avenida Bartomeu de Roselló, que tiene un presupuesto de 89.000 euros y un plazo de ejecución de seis semanas, si bien la empresa prevé concluir antes. Ayer por la mañana ya se llevaban levantados 13 metros de asfalto junto a la acera que da a la plazoleta de la Banca March, antes del cruce con la calle Ramón y Cajal.

Ese carril bici de la avenida de Bartomeu de Roselló tiene el objetivo de «dar continuidad al carril proyectado en la avenida de Isidor Macabich, donde próximamente se iniciarán las obras de reforma integral de toda la avenida», explica el edil de Movilidad, Aitor Morrás. La nueva red permitirá «la circulación de bicicletas, segregadas del tráfico rodado, desde el puerto de Eivissa hasta la E-10 (primer cinturón de ronda), lo que generará un eje vertebrador de la movilidad sostenible en la ciudad», creen en el Ayuntamiento.

«Compartimos -añade- el mismo objetivo que nos han trasladado desde la sociedad civil, que pide la creación de una verdadera red de carriles bici para fomentar la movilidad sostenible, reforzando la puesta en marcha del transporte no motorizado, reduciendo, de manera progresiva, la contaminación ambiental y acústica dentro del casco urbano, y aumentando la seguridad de los ciclistas».

Tendrá una longitud de 280 metros y transcurrirá por la zona próxima a la acera. En estas obras solo se tendrán que levantar las aceras en las zonas de los cruces

decoration

Será un carril bidireccional que se diferenciará con un pavimento rojo y con separadores indicativos. Tendrá una longitud de 280 metros y transcurrirá por la zona próxima a la acera. En estas obras solo se tendrán que levantar las aceras en las zonas de los cruces.

En la avenida Bartomeu de Roselló habrá tres tramos, diferenciados por las intersecciones con el carril bicil. El primero va desde el inicio del carril (puerto) hasta la primera intersección, con la calle Ramon y Cajal, donde ahora se trabaja. Los tramos dos y tres desembocan en la avenida de Isidor Macabich.

Se prevé ejecutar las obras sin afectar al tráfico rodado, «a pesar de que en algún momento puntual, especialmente cuando las obras se ejecuten en los cruces, se podría producir algún desvío de la circulación».

El proyecto prevé también la conversión de la actual parada de taxis de la avenida Bartomeu de Roselló en aparcamientos de zona azul. La parada definitiva de taxis será «la recientemente creada en la avenida de Santa Eulària, en el puerto, tal y como solicitó la patronal del taxi», indican desde el Consistorio.

El Ayuntamiento prevé ampliar la red de carriles bici y conectar los existentes al resto de la red con la puesta en marcha de más obras en diferentes puntos de la ciudad. Los proyectos están incluidos en los presupuestos municipales de 2022. Uno de esos carriles se creará en la calle Extremadura y otro conectará el paseo marítimo con la zona de Jesús. También se pondrá en marcha un sistema público de alquiler de bicicletas.

Compartir el artículo

stats