Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alegría en los trabajadores de informativos de IB3 en Ibiza: serán contratados por el Govern en un año

Los trabajadores habían denunciado la degradación de sus condiciones laborales desde que se aprobó la última subcontrata

Protesta de los trabajadores de IB3 en Eivissa en mayo de 2021.

El 19 de abril de 2007, el entonces candidato a la presidencia del Govern balear, Francesc Antich, prometió acabar con el sistema de subcontrataciones en IB3 para que «el dinero no se pierda y sea para los trabajadores». Ayer, ‘tan solo’ 14 años y ocho meses más tarde, el Govern balear anunció la internalización de los trabajadores de los servicios informativos de la radio y la televisión autonómica, decisión que se deberá ejecutar en enero de 2023.

Hasta ahora, los servicios informativos de IB3 están externalizados y su gestión se licita por concurso. El último se falló en noviembre de 2020 y la empresa ganadora fue Dalton Audiovisual, del grupo Lavinia, por un importe de casi 16,6 millones de euros por dos años. Este modelo de gestión de una televisión pública solo lo comparten IB3 y Canal Extremadura. El resto de las televisiones autonómicas -TV3, TVG, Telemadrid, Apunt, Canal Sur, etc- mantienen los servicios informativos de gestión pública.

«Estamos muy contentos. Es un día histórico después de años de reivindicaciones y protestas en las que hemos denunciado unas condiciones de trabajo muy precarias», señala Claudia Roig, representante en las Pitiusas del comité de empresa de IB3: «A partir del 11 de enero de 2023, los trabajadores de informativos seremos personal no fijo, y se tendrán que convocar oposiciones». Durante este año, el comité de empresa, la dirección de IB3 y el Govern tendrán que fijar las condiciones de este proceso.

Roig señala que con la entrada de la nueva subcontrata, Dalton Audiovisual, las condiciones laborales se han degradado más todavía, y se han establecido unas normas de trabajo que hacen prácticamente imposible su desempeño profesional: «Como se supone que pertenecemos a empresas distintas, se nos prohibió a los redactores que habláramos con los editores [que sí son empleados de IB3]. Es demencial que a un periodista le prohíban hablar con su jefe sobre su trabajo o el contenido de la información, y que todo se deba hacer a través de intermediarios».

La externalización también ha provocado que las nóminas de los trabajadores de IB3 sean mucho más bajas que las de otras televisiones autonómicas. Así, los redactores que ahora se contratan cobran 19.000 euros brutos al año, lejos de los 52.779 euros que perciben los trabajadores de TV3. Los cámaras cobran menos, 17.000 euros brutos.

«Han sido muchos años, en mi caso casi 17, de sufrir la precarización intrínseca de la subcontratación. Sueldos que en otras comunidades ya serían bajos, aquí eran, y son aún, casi míseros», explica Raül Medrano, periodista de deportes y la voz de IB3 Radio en las retransmisiones de la UD Ibiza: «No solo es el aspecto económico. El funcionamiento interno con personal de IB3 y de cinco subcontratas, todos elaborando un mismo producto, se asemeja al camarote de los hermanos Marx. Y la calidad del producto, que el ciudadano paga, se resiente. Ahora estamos muy satisfechos con este anuncio. Esperemos que a partir de ahora, en un ambiente menos hostil, podamos trabajar juntos por una televisión de calidad y unos puestos de trabajo dignos».

Una década de protestas contra la externalización

La conflictividad laboral ha sido la tónica habitual en IB3 y, especialmente, en la delegación de Ibiza. El drástico recorte de personal que se efectuó en el año 2011 ya provocó la protesta de los trabajadores durante la celebración ese año del Dia de Balears, así como una huelga contra el ERE en 2012. Una congelación salarial que se prolongó durante 14 años y el incumplimiento de las promesas de internalización, provocaron dos nuevos paros, en enero de 2019 y en mayo de 2021. Todas las protestas contaron siempre con un amplio apoyo de la plantilla.

Compartir el artículo

stats