Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El coste del traslado de un contenedor desde China hasta Ibiza se ha triplicado

Las mercancías llegan con un mes de retraso y se está repitiendo la escasez de microchips

Llegada de mercancías al puerto comercial de Eivissa.

La dependencia respecto a las exportaciones chinas y el aumento de la demanda han provocado un ‘efecto tapón’ en los puertos, a lo que hay que sumar una falta de contenedores y de barcos de transporte. Esta concatenación de factores ha tenido como consecuencia que, en un año, el precio del transporte de un contenedor de mercancías desde China hasta el puerto de Ibiza se haya multiplicado por tres.

«Si antes traer un contenedor costaba 8.000 euros, ahora te puede salir por 25.000», explica Consuelo Antúnez, presidenta de la Asociación de Construcción y Derivados de Ibiza y Formentera de la Pimeef. Al atasco en la logística hay que sumar un nuevo problema: la última ola de contagios por covid ha provocado una ralentización en las cadenas de montaje de las fábricas chinas, y se está repitiendo la escasez de microchips: «Faltan aparatos que incluyen semiconductores, también hay un déficit de maquinaria de climatización, hay retrasos importantes en las carpinterías de aluminio. En general, todo lo que llega de China viene con retraso».

Un contenedor tarda cuatro semanas en llegar a Balears desde Asia, pero con el colapso actual, este plazo de tiempo se ha duplicado. «No es un retraso exagerado», matiza Antúnez, «el principal problema es que no te garantizan nunca un plazo de entrega, y siempre estás con la incertidumbre de si el material llegará o cuándo lo hará, y así es muy difícil planificar nada».

Obras públicas

El aumento del precio del transporte, unido a la subida de la luz y de los materiales básicos, ha repercutido inevitablemente en un encarecimiento de las obras. Como ya publicó este diario y reitera la patronal de la construcción, uno de los problemas de este proceso inflacionario es la imposibilidad de cumplir con los presupuestos pactados en las obras públicas, y la complicación de revisar los precios de las licitaciones. «En Balears algunos concursos públicos están quedando desiertos», insisten desde la Asociación de Construcción y Derivados de la Pimeef.

El régimen de revisión de precios se encuentra regulado por la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público, con lo que la potestad de modificarlo es competencia del Gobierno central.

Desde la patronal Pimeef confirman que la modificación del actual sistema «se está tratando a nivel nacional», aunque no han facilitado más detalles sobre la evolución de las negociaciones.

«Por la Ley de Contratos, los presupuestos de las licitaciones públicas son cerrados, lo cual nos pone es una situación difícil porque los precios están subiendo y no nos podemos comprometer a mantener los costes, por lo que se está pidiendo que estos se puedan revisar», señala Antúnez.

Respecto a cómo les ha afectado la nueva ola de contagios de covid, la portavoz comenta que el sector de la construcción ha sido el menos afectado, tal y como se constató en una encuesta realizada recientemente por la Pimeef.

Compartir el artículo

stats