Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tasa para Netflix, Amazon y las farmacéuticas por su «negocio» gracias a la covid

El Parlament aprobó ayer solicitar al Estado que impulse un estudio para aplicar el gravamen a las multinacionales beneficiadas con la pandemia

El portavoz de Més en el Parlament, Miquel Ensenyat, impulsor de la tasa covid.

El Parlament de Balears aprobó ayer una proposición no de ley (PNL) para impulsar, vía el Estado, aplicar una tasa a las grandes multinacionales que han hecho un «gran negocio» gracias a la pandemia de la covid-19. La propuesta salió de Més per Mallorca y fue apoyada por todos los partidos del pacto con una enmienda del PSIB-PSOE.

La proposición de Més habla de aplicar esta tasa a las empresas farmacéuticas fabricantes de vacunas, los fabricantes de mascarillas e incluso las multinacionales de la mensajería y las plataformas de vídeo y películas. Es el caso de Netflix o Amazon, que han incrementado sus abonados de forma potencial con la pandemia y han aumentado de manera espectacular la venta vía online. Todas ellas han visto incrementado su negocio de forma exponencial durante la pandemia y el objetivo de la tasa es que este dinero se destine a compensar los efectos de la covid-19.

En concreto, la propuesta aprobada en su punto primero afirma: «El Parlament de les Illes Balears insta al Govern del Estado español a formar un grupo de trabajo para la creación de una figura impositiva sobre beneficios derivados de la irrupción de la pandemia que han obtenido empresas multinacionales». El PSOE presentó una enmienda para incluir la «progresividad fiscal, que quien más gana más pague, y del aumento de la autonomía fiscal y financiera de las comunidades autónomas». Los socialistas quisieron especificar que el impuesto debe ser abonado solo por las grandes multinacionales para no perjudicar a las empresas pequeñas, como es el caso de bares y restaurantes que han aumentado su venta de comida para llevar pero han disminuido, durante la pandemia, la que servían en sus establecimientos.

El portavoz de Més, Miquel Ensenyat, apunta en su propuesta que «no debemos olvidar que muchas de estas grandes empresas, especialmente las farmacéuticas, firmaron contratos millonarios con las administraciones públicas» realizando un gran negocio. Según Més, estos beneficios deben repercutir en la sociedad y una de las opciones sería que la recaudación de esta tasa se destine a sufragar los servicios públicos, como es el caso de la sanidad. «Queremos que quien ha ganado dinero con la crisis pague, no puede pasar lo mismo que con el rescate bancario», aseguró Ensenyat.

Contratos públicos

Més pedía también que el ministerio de Economía revisara y realizara un listado de los sectores que han visto incrementados «de forma evidente» sus beneficios a partir de contratos públicos de materiales para combatir los efectos de la covid-19, medicamentos y utensilios sanitarios para aplicar de forma más efectiva la tasa. No obstante, según explicó el diputado socialista Jordi Marí, «consideramos que los contratos públicos no se deben revisar, ya que las administraciones tienen sus propios mecanismos de control».

Todos los grupos de la oposición, desde el PP, pasando por Vox y terminando por Ciudadanos y El Pi votaron en contra. Argumentaron que aplicar una tasa va contra el libre mercado y la empresa. No obstante, los votos de Més, PSOE y Podemos consiguieron aprobar el primer punto de la propuesta que insta al Estado a aplicar la tasa a las multinacionales.

Ahora el Parlament remitirá el acuerdo al ministerio de Economía para que lo analice, ya que aplicar este tipo de gravámenes a empresas multinacionales solo es competencia exclusiva del Gobierno central.

Compartir el artículo

stats