Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cine

Cuatro jóvenes de Ibiza crean un corto inspirado en la icónica serie ‘Marco’

Mario Cristóbal, Toni Planells, Pablo Roso y Naor Shaharabani acaban de estrenar en YouTube un falso documental que hace un recorrido por varios países de la mano del personaje principal, Marco Rossi, que viaja por el mundo buscando a su madre

Mario Cristóbal, Naor Shaharabani y Toni Planells, ayer en las instalaciones de Diario de Ibiza. | J.A. RIERA

¿Qué puede salir si metemos en una coctelera el típico documental de viajes y la icónica serie de dibujos animados ‘Marco’? Esta pregunta, tan disparatada como original, o alguna muy similar, es la que debieron hacerse Toni Planells, Pablo Roso, Naor Shaharabani y Mario Cristóbal cuando empezaron a gestar ‘El Síndrome de Marco’, un falso documental que estrenaron el pasado domingo, 5 de diciembre, en YouTube.

Ninguno de estos cuatro ibicencos pertenece a la generación cuya infancia quedó marcada por las aventuras y desventuras de aquel niño que un día decide abandonar su humilde morada en un puerto italiano para buscar a su madre, que ha emigrado. Sin embargo, la producción japonesa, estrenada en TVE en 1977, sigue siendo tan popular en la actualidad que ha acabado inspirando el guion del «primer gran proyecto de ficción» de estos jóvenes, que comparten desde hace tiempo amistad e inquietudes.

Captura del cortometraje en la que aparece la entrevista al protagonista, Marco Rossi, al que da vida el actor Adrián Portillo. | ‘EL SÍNDROME DE MARCO’

La idea de ‘El Síndrome de Marco’ surgió en Barcelona, lugar en el que todos han estudiado, a partir de las imágenes grabadas por Toni Planells, Pablo Roso y Naor Shaharabani durante los viajes que han realizado estos años por varios continentes. «Teníamos mucho material recopilado y pensamos en darle una salida, pero no queríamos hacer el típico documental serio sino darle un toque humorístico. Entonces se nos vino a la cabeza la historia de ‘Marco’ y decidimos hacer nuestra propia versión protagonizada por un chico de Barcelona que recorre medio mundo con el objetivo de encontrar a su madre», explica Toni Planells (Ibiza,1991), que se dedica profesionalmente a la realización audiovisual.

Los tres amigos optaron por relatar en forma de falso documental las andanzas de este personaje, planteando la duda de si realmente Marco Rossi está buscando a su progenitora o «si es un ‘nini’ que se inventa una excusa para recorrer mundo».

Planells decidió entonces presentar un primer boceto del cortometraje ideado con Roso y Shaharabani a un amigo con el que había trabajado anteriormente, Mario Cristóbal (Ibiza, 1992), que en la actualidad estudia cuarto curso de Dirección y guion de cine. Quería saber si el proyecto era viable y que les ayudase a darle forma. «La idea me pareció buenísima, muy original y superrealizable porque las imágenes de los viajes ya las teníamos y solo había que grabar los testimonios del protagonista, Marco Rossi, y de sus familiares y amigos, que completan este falso documental», explica Cristóbal.

Imagen del documental, grabada en Varanasi. | ‘EL SÍNDROME DE MARCO’

El guion definitivo lo escribieron «inventando historias en base a las imágenes grabadas que habían seleccionado». Hay episodios de este cortometraje de ficción que están basados en hechos reales, como apunta Naor Shaharabani (Ibiza, 1993), que estudió en Barcelona Realización Audiovisual y que en estos momentos se dedica a la fotografía.

El cortometraje, cuya versión definitiva dura un poco más de 17 minutos, combina las imágenes grabadas en Portugal, Estados Unidos, Bolivia, Perú, Tailandia y la India con las entrevistas, realizadas en espacios cedidos por la Fundación Inceptum y la Escuela de Cine Bande à Part, en Barcelona.

Traperos en el elenco

Los realizadores ibicencos hicieron un casting para elegir al elenco de actores que protagoniza el proyecto. En el reparto destacan los nombres de Good Jan y Yung Mare, componentes de P.A.W.N. Gang, la banda pionera del trap en catalán. «He realizado varios proyectos con ellos», detalla Planells, que combina su faceta de video maker con la de artista musical bajo el nombre de Slim Samurai.

Hacer realidad ‘El Síndrome de Marco’ ha costado tres años. «Es un proyecto que se ha ido dilatando en el tiempo tanto por el trabajo que llevaba ejecutarlo como por la pandemia de coronavirus, que nos pilló en medio», comenta Shaharabani.

La historia creada por los cuatro ibicencos está lejos del tono lacrimógeno de la serie animada ‘Marco’. Este falso documental, que han presentado a varios festivales de cortometrajes y que quieren proyectar en Barcelona y, si es posible, en Ibiza, tiene algo de drama, pero también mucha comedia. Planells destaca que está lleno de referencias « a la cultura popular». En el corto se mencionan conocidos videojuegos y se hace referencia al inseparable compañero de Marco, el mono Amedio, además de citar otros dibujos animados.

«Epiquismo costumbrista»

Shaharabani pone el acento en el título de esta producción, que hace referencia a un «síndrome» que afecta a muchas personas que «sufren la necesidad de viajar constantemente en busca de su identidad».

Planells y Pablo Roso (Ibiza, 1994), que estudió Diseño Gráfico y tiene un máster en Bellas Artes, se han inventado una palabra para definir su estilo al crear, que también impregna este trabajo colectivo: «epiquismo costumbrista». Afirman que les gusta dar a la dura realidad un toque irónico y cómico, «haciendo épico lo cotidiano», como le ocurre a Marco, un personaje muy corriente que en ocasiones piensa que está protagonizando hazañas, como si fuera un Quijote moderno.

Compartir el artículo

stats