Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un coche se precipita por las escaleras del hospital de Ibiza al confundirlas con el parking

El joven ha sido denunciado por la Policía Local de Vila, según afirman testigos presenciales

Imagen del coche en Can Misses.

Las entradas al aparcamiento del Hospital Can Misses las carga el diablo. Desde su apertura, ya son varios los conductores que se han precipitado escaleras abajo confundiéndolas con la rampa de acceso al parking. El último, esta misma mañana.

Sobre las siete y media, un turismo rojo marca Hyundai giraba a la derecha, rumbo a las plazas de aparcamiento más cercanas a la zona de Urgencias. Eso pensaba, porque en realidad, el acceso para vehículos lo había dejado unos metros más abajo. Así que, en vez de la rampa, se topó de frente con las escaleras, por las que se precipitó hasta quedar a mitad del tramo, prácticamente encajado por las barandillas, separadas apenas unos centímetros de las puertas. Por suerte, en ese momento no subía ni bajaba nadie por ellas.

El coche en las escaleras del Hospital Can Misses. Zowy Voeten

Según explican testigos presenciales, los primeros en acudir han sido los vigilantes del servicio de seguridad del propio hospital y, poco después, agentes de la Policía Local de Ibiza. Estos mismos testigos aseguran que el conductor, que circulaba con un acompañante, ha sido denunciado por la policía al dar positivo en el control de alcoholemia. Ambos se quedaron después esperando a que la grúa acudiera para sacar el vehículo de las escaleras, toda una atracción para los madrugadores que en ese momento pasaban por la zona.

Ésta no es la primera ni la segunda vez que un conductor se confunde al buscar la entrada al aparcamiento del Hospital Can Misses. Nada más ponerse en marcha esta instalación fueron varios los que rodaron escaleras abajo pensando que giraban hacia la rampa de acceso. Muchos conductores alertaron ya entonces que, desde la carretera, no se distinguían las entradas para peatones de las de vehículos. Tras las quejas, se mejoró la señalización, pero aún así algunos conductores siguen sin verlo muy claro.

Compartir el artículo

stats