Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los jueces autorizan que se exija el pasaporte covid en los restaurantes

Este control de entrada se aplicará a partir de mañana en restaurantes con capacidad de más de 50 personas

Los clientes tendrán que mostrar el certificado covid para entrar en los restaurantes. | B.F.

El Govern ha conseguido el aval judicial para controlar el aumento de contagios de coronavirus que se están produciendo en las últimas semanas en Balears. El TSJB bendijo ayer la decisión del Ejecutivo de exigir el pasaporte covid a todos los clientes que pretendan entrar en un restaurante con capacidad para más de 50 personas, ya que los jueces interpretan que esta obligación no vulnera ninguno de los derechos fundamentales, como ha ocurrido antes con algunas medidas sanitarias que ha impuesto el Ejecutivo en esta pandemia.

Este respaldo judicial permite al Govern imponer este control de entrada en los restaurantes con ese aforo a partir de mañana sábado (no afecta a establecimientos con licencia de bar o cafetería). El certificado lo que indica es que la persona que lo ha obtenido se ha sometido a la doble vacunación.

Este pronunciamiento judicial no ha supuesto ninguna sorpresa, dado que hace unos días el Tribunal Supremo también respaldó esta obligación del control de entrada en locales de ocio de otras comunidades autónomas.

Los magistrados del TSJB han interpretado que estas medidas contra la pandemia «son idóneas», porque ayudan a limitar la propagación del virus. Y además de idóneas, también las califica de «necesarias ante el incremento de contagios». En el auto judicial se especifica que la limitación de los derechos fundamentales es «tenue», porque se trata únicamente de mostrar un certificado a la entrada del restaurante, sin que estos datos personales queden guardados, ni vayan a formar parte de un fichero.

También incide el tribunal que existen otras alternativas al pasaporte covid, en las que no es necesario acreditar la vacunación. El cliente puede enseñar el resultado de una PCR o acreditar que ya ha pasado el coronavirus. Es decir, no es necesario enseñar datos médicos del paciente para que se le permita la entrada. En cualquier caso, el tribunal considera que acudir a consumir en un bar no es una actividad esencial.

En el auto también se añade una fina crítica hacia los antivacunas. Los magistrados consideran que quien no dispone de estos documentos son los que han optado «por primar su libertad personal sobre el bienestar colectivo».

El tribunal se alinea con la afirmación de que el remedio más efectivo para controlar la pandemia es vacunarse y si bien es cierto que no cura la enfermedad, sí ayuda a «frenar o ralentizar» la propagación del virus. Es decir, la vacuna es en estos momentos la solución más adecuada para evitar que los contagios se propaguen.

El portavoz del Govern, Iago Negueruela, afirmó que están «satisfechos» con la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Balears porque ofrece al Ejecutivo autonómico las herramientas necesarias para «proteger» a la población de las islas en los próximos meses.

Compartir el artículo

stats