Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una viajera de Sudáfrica importa el primer caso de la variante Ómicron a Baleares

La joven, residente en Mallorca, se encuentra aislada en su domicilio y no tiene síntomas

El Hospital Son Espases.

Salud detectó ayer el primer caso de la variante Ómicron en Baleares. Se trata de una mujer que dio positivo en el aeropuerto de Palma cuando volvía de Sudáfrica, país en el que se identificó la cepa por primera vez. El positivo, detectado por personal de Sanidad Exterior, puso en guardia a la conselleria y tanto la pasajera como su acompañante fueron trasladados a Son Espases para hacerles una PCR específica que confirmara si se trataba de la desconocida -y temida- variante. Horas después el Servicio de Microbiología del Hospital Universitario tuvo la confirmación.

La mujer, de unos veinte años de edad y nacionalidad suiza, aterrizó en Mallorca al mediodía procedente del aeropuerto de Frankfurt, donde se había sometido a un test de antígenos que dio negativo. De este modo, siguió su viaje a la isla, donde a su llegada el personal de Sanidad Exterior detectó el positivo.

No se trató como un contagio más al haber iniciado su viaje en Sudáfrica, donde hay transmisión de esta variante. Su acompañante, de nacionalidad española, dio negativo.

Ambos, residentes en Palma, están vacunados. La mujer no presenta síntomas y podrá permanecer aislada en su domicilio, pero al ser considerada Ómicron una variante de riesgo, su contacto estrecho también deberá guardar cuarentena.

«La conselleria de Salud y Consumo quiere enviar un mensaje de tranquilidad a toda la ciudadanía ya que los efectos de esta variante están en estudio, así como su transmisibilidad y respuesta a las vacunas administradas hasta ahora contra la covid. Balears, en coordinación con el resto de administraciones, realiza una vigilancia activa de todos los casos que se detectan en la comunidad», indicó el departamento que dirige Patricia Gómez en una nota de prensa.

Son Espases confirmó el contagio después de que la joven diera positivo en un test de antígenos al aterrizar en Son Sant Joan

decoration

Asimismo, Salud detalló que, desde que se conoció el primer positivo en Son Sant Joan, la mujer había «permanecido aislada y sin circular por la isla».

El protocolo establece que los pasajeros que llegan de países con transmisión de Ómicron como Sudáfrica deben someterse a un test de antígenos en el primer país europeo en el que aterrizan. Pese a que el personal del aeropuerto de Frankfurt no detectó el positivo en primera instancia, sí lo hicieron los agentes de Sanidad Exterior en Palma, encargados de los controles sanitarios en Son Sant Joan.

«Es mala, pero da la cara»

El contagio detectado ayer en Mallorca es el tercero conocido por la variante Ómicron en España. Esta semana Madrid informó de dos casos, también pasajeros que llegaron procedentes de Sudáfrica en dos vuelos distintos.

Por ahora se plantean muchos interrogantes sobre la transmisibilidad y resistencia a las vacunas de esta cepa que ya ha sido detectada en varios países europeos, aunque la OMS considera que existe un riesgo «muy elevado» de que acabe extendiéndose por todo el planeta.

«Es mala, pero da la cara fácilmente», explicó gráficamente el pasado sábado Antonio Oliver, jefe del servicio de Microbiología de Son Espases. El hospital llevaba tiempo buscando la variante sudafricana en las PCR con resultado positivo.

Compartir el artículo

stats