Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sucesos

Escupe, agrede y atropella a una mujer en el centro de Ibiza

La presunta agresora condujo unos 50 metros con la víctima sobre el capó de su coche

Un hombre intenta hacer bajar del coche a la agresora sin éxito.

"Aún no soy consciente", afirma Rocío Rubio cuando se le pregunta por el incidente que sufrió el pasado lunes en una calle de Vila. Explica que una conductora de unos 60 años de edad y con acento extranjero le escupió, agredió y atropelló, desplazándola unos cincuenta metros sobre el capó para darse después a la fuga.

Los hechos que ha denunciado en la comisaría de Ibiza ocurrieron a las 19 horas en la intersección entre las calles Madrid y María Llobet Román de Vila. Rocío Rubio, de 35 años de edad y nacionalidad española, narra que se disponía a cruzar el paso de peatones que hay en dicho cruce cuando un fuerte frenazo la sobresaltó. Un hombre que circulaba en un furgoneta por la calle Madrid tuvo que parar en seco al aparecer por su derecha un vehículo a más velocidad de la permitida.

La conductora de este vehículo, en lugar de continuar su camino, retrocedió "bruscamente" y se bajó del coche muy alterada en dirección al hombre, continúa la víctima, que le recriminó su actitud y advirtió al hombre que no bajara de la furgoneta, pues la mujer se encontraba "fuera de sí".

En ese momento, y según siempre la presunta víctima, al ver frustrado su objetivo la mujer le escupió y le propinó un puñetazo en el ojo, enzarzándose ambas en una pelea que acabó al lado del coche de la agresora y con un retrovisor roto. La mujer consiguió meterse en su coche y arrancarlo rápidamente.

La víctima tiene un esguince en la rodilla por el impacto del vehículo. Rocío Rubio

Un golpe en la rodilla fue lo que alertó a Rocío Rubio de que la conductora no tenía intención de frenar, por lo que su reacción fue agarrarse al capó para evitar ser atropellada. La desplazó unos cincuenta metros sobre el capó, hasta que consiguió soltarse y caer por un lateral. "Me hubiera pasado por encima", asegura mientras afirma que su temor era caer delante del vehículo.

Hasta el lugar de los hechos se desplazó una ambulancia que trasladó a la víctima hasta el hospital, así como la Policía Local.

Rubio tiene un esguince en la rodilla izquierda y "lumbalgia aguda por contusión". Así consta en el informe de Urgencias que ha adjuntado a la denuncia presentada ante la Policía Nacional, además de dos testigos que la socorrieron y la ayudaron a identificar el vehículo de la agresora. Al tercer testigo, el hombre que intentó que la agresora bajara del vehículo, Rocío Rubio no pudo identificarlo, pues se fue antes de que pudiera hacerlo. "Me gustaría encontrarlo porque el pobre se tuvo que ir deprisa y con los nervios no le cogí el número de teléfono", comenta.

"Quiero que se sepa, porque podría haber sido un niño", explica, ya que junto a esta calle de la ciudad de Ibiza hay un colegio y un polideportivo.

La víctima se encuentra ahora recuperándose de las lesiones y a la espera de tener noticias de la policía para confirmar la identificación de la presunta agresora.

Compartir el artículo

stats