Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria

Baleares pide el pasaporte covid en restaurantes con más de 50 personas y en pubs

Si aumenta el nivel de alerta sanitaria, se ampliaría esta exigencia a gimnasios y cines

La consellera de Presidencia, Mercedes Garrido, presentó ayer las nuevas medidas del Govern balear en el Consell de Eivissa. | J.A.RIERA

El Govern balear solicitó ayer al Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) su beneplácito para exigir el pasaporte covid a la hora de acceder a cualquier establecimiento de ocio nocturno, así como a los restaurantes y espacios de celebración con aforos superiores a 50 personas en su espacio interior. En caso de recibir el aval de la justicia, la normativa entrará en vigor este sábado y se prevé ampliar la obligación de este certificado a otras actividades si aumenta el nivel de alerta con una mayor incidencia del virus.

El Govern ya recibió en octubre el visto bueno del TSJB para que aplicar esta medida para acceder a residencias de mayores y discotecas, que ahora también abarcaría al resto de salas de fiesta, como cafés concierto y pubs. De igual manera, quedarían incluidos los restaurantes y espacios de celebraciones con capacidad para más de 50 personas, como las carpas municipales que albergan festejos de Navidad.

Restauración y beber de pie

En el caso de la restauración, se incluyen también los espacios donde se presta este servicio en centros de mayores, centros deportivos o locales de juegos, siempre que cuenten con ese capacidad para más de 50 comensales. En cambio, quedan exentas las terrazas, a no ser que queden cubiertas por tres de sus lados, puesto que enconces pasan a considerarse un interior. De igual manera, los bares y cafeterías se libran de pedir el pasaporte covid a sus clientes, tanto ahora como en el resto de supuestos planteados por la normativa del Govern.

Como única relajación de las medidas, se permitirá que, a partir del sábado, los clientes de discotecas y del resto de establecimientos de ocio puedan tomar sus copas de pie, mientras que hasta ahora la norma obliga a permanecer sentado para consumir. Para bailar, el Govern exige que se siga usando la mascarilla.

Niveles de alerta

En estos momentos, las cuatro islas se encuentran en nivel 1 de nivel de alerta sanitaria y se prevé que tanto las Pitiusas como Mallorca seguirán con este indicador a partir del viernes, cuando toca revisar la situación sanitaria de cada isla. En cambio, Menorca pasará a nivel 2 por la mayor incidencia acumulada a 14 días del covid [440 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 187 de Ibiza y los 33 de Formentera].

Inicialmente, si el TSJB da su aprobación, estas nuevas medidas programadas por el Govern tendrán vigencia hasta el 24 de enero, mientras que el nivel de alerta sanitaria de cada isla, que determina en qué espacios se debería presentar el certificado covid, se revisa cada dos semanas. Esta exigencia desaparecerá si se alcanza el nivel 0 de alerta.

Por el contrario, si una isla pasa a nivel 2, el documento sanitario será obligatorio para acceder a refugios o alojamientos turísticos donde se comparta habitación. Los cines y gimnasios solo se verían afectados en caso de que una isla alcance el nivel 3 de alerta en su situación sanitaria. Los pabellones deportivos no entrarían dentro de este requisito, sino las salas de musculación o aquellas en las que se impartan clases dirigidas.

Documentos y aplicaciones

La consellera de Presidencia del Govern balear, Mercedes Garrido, aseguró ayer en Ibiza que ya se está trabajando en la puesta en marcha de las aplicaciones y los programas informáticos necesarios para que esta medida se aplique a partir del sábado. En este sentido, descartó un posible colapso del sistema por la descarga masiva del certificado covid, como el que obligó a retrasar su obligatoriedad en Cataluña

La documentación que valida el acceso en todos los casos expuestos puede ser tanto el certificado digital, por contar con la pauta de vacunación completa o por haber pasado la enfermedad en los últimos seis meses, así como un test de covid. Si la prueba es de antígenos, tendrá una validez de 48 horas, mientras que las PCR cuentan durante 72 horas.

El Govern contempla que el pasaporte deba presentarse en el momento de acceder a los establecimientos y que sea obligación de la empresa revisarles antes de permitirles la entrada. Según subrayó Garrido, si el cliente se sienta primero y se realiza la comprobación después, se estaría cometiendo una infracción.

"Rechazar la vacuna es egoista e irresponsable"



Tanto la consellera de Presidencia, Mercedes Garrido, como el presidente del Consell de Ibiza, Vicent Marí, incidieron durante la presentación de estas medidas de prevención que la presión hospitalaria de las Pitiusas ha caído en picado. En estos momentos, no quedan pacientes covid en las unidades de cuidados intensivos, mientras que hay 13 ingresados en planta en el Hospital Can Misses. No obstante, subrayaron que el aumento generalizado de contagios, así como la gravedad de la situación epidemiológica en buena parte de Europa, «obligan a tomar acciones». Sobre todo, de cara a los próximos puentes y las fiestas de Navidad, «con un aumento de las relacione sociales y de los movimientos». Así, defendieron que la obligación de solicitar el pasaporte covid provocará un aumento de la vacunación, «la única salida posible a la situación actual». Desde Formentera, la presidenta del Consell, Ana Juan, también quiso animar a la población de la isla para que se vacune.

Compartir el artículo

stats