Los avances en la investigación del cáncer han permitido hoy día que, entre otros logros, los tratamientos terapéuticos no solo sean más precisos y eficaces contra la enfermedad, sino que también se haya ido reduciendo el impacto de los efectos secundarios en la persona que lo recibe. No obstante, en la actualidad, aún algunas terapias conllevan numerosas consecuencias ya sean temporales o permanentes, que merman la calidad de vida.

APAAC

APAAC Liz, paciente durante la sesión. Con la colaboración de La Roche-Posay (más información en www.apaac.es/asesoramientooncoestetico)

Algunos de estos efectos temporales se hacen muy visibles y son precisamente los que provocan cambios importantes en la imagen personal de los pacientes. La caída del cabello, cejas y pestañas o la hipersensibilidad en la piel y el rostro provocan alteraciones en las personas que están recibiendo o han recibido tratamiento oncológico, que muchas veces impactan negativamente en su calidad de vida y en su capacidad para sobrellevar las terapias.

Beatriz Yusta, psicooncóloga de APAAC, explica que son los cambios en la autoimagen una de las causas que provocan reacciones emocionales de pérdida, disminución de la autoestima y depresión en las personas que lo sufren, y recalca que es “aquí donde se centran algunos de los objetivos de la terapia psicooncológica”.

Por este motivo, la Asociación Pitiusa de Ayuda a Afectados de Cáncer (APAAC), ha puesto en marcha un nuevo servicio de asesoramiento oncoestético individualizado que, al igual que los servicios de atención social y psicológica, se lleva a cabo en la consulta de APAAC del Hospital Can Misses, integrada en el servicio de Oncología del hospital.

Este servicio permite minimizar algunos de los efectos que los tratamientos causan en el aspecto físico de la persona, contribuyendo así a mantener un estado emocional que permita a la persona afectada continuar realizando una vida adaptada a sus circunstancias, contribuyendo a disminuir otra fuente de malestar añadida originada por los cambios producidos y que provocaría alteraciones importantes en la persona, explica Yusta.

Algunos pacientes han pasado ya por este servicio reciente y personalizado y Yusta comenta que “todos ellos han coincidido en que vuelven a reconocerse en su aspecto físico y pierden esa autoimagen de enfermos, lo que beneficia considerablemente a su percepción de identidad, autoestima y bienestar emocional”.

Para acudir a esta consulta se puede hacer contactando con APAAC en el teléfono 628219175 o solicitándolo directamente en el despacho ubicado en el área de oncología del Hospital Can Misses.

Este servicio es totalmente gratuito.