Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Extrabajadores de Azuline en Ibiza: «Están jugando con nuestro pan»

Unos 40 trabajadores de los hoteles que gestionaba Azuline en es Canar (Atlantic, Coral Beach y Punta Arabí) se concentran a las puertas del Consell para exigir a la nueva propietaria de los establecimientos que les dé una respuesta sobre «su futuro laboral»

Uno de los tres hoteles afectados por el cambio de titularidad es el Punta Arabí, junto al Coral y el Atlantic. Los trabajadores de las tres plantillas denunciaron su «abandono» a través de pancartas.

«Solo quiero saber lo que va a pasar y acabar con esta incertidumbre», reclamaba ayer Blanca, que ha trabajado desde hace 40 años en el Hotel Punta Arabí, una de las 250 personas afectadas por el cambio de propietario de los hoteles que gestionaba Azuline en es Canar en octubre. Blanca estaba en la concentración a las puertas del Consell de Ibiza para exigir a la nueva propietaria de los establecimientos, Francisca Sánchez, que les dé una respuesta sobre su incierto futuro laboral. Esta empleada explicó que ha pasado de trabajar «nueve meses a trabajar dos a media jornada y ahora en ERTE». Una situación de la que pide, «simplemente, tener información para saber a qué se enfrentan y «qué va a pasar de cara al año que viene». Blanca consigue salir adelante, dijo, «gracias a la ayuda de familiares».

Unos 40 trabajadores protestaron por la falta de información por parte de la nueva propietaria de los hoteles sobre el futuro laboral de los empleados. Vicent Marí

Rocío Gómez, trabajadora del Hotel Coral explicó que «la nueva propietaria no da información sobre qué va a pasar y está jugando con nuestro pan». «Estamos en una situación complicada porque algunos llevamos un año y medio sin trabajar por la pandemia», confesaba. Otra perjudicada es Cossina, trabajadora del hotel Coral, de 61 años. «Llevo 36 años trabajando allí y nunca nos hemos visto en esta situación», lamentaba. «Con los años que tenemos, estamos a punto de jubilarnos y no es fácil vivir con esta incertidumbre de no saber lo que va a pasar con nuestro trabajo», insistía Cossina. Por esta situación, «muchos trabajadores han tenido que abandonar la isla tras quedarse sin medios económicos para subsistir en Ibiza», zanjó.

La concentración contó con el apoyo del sindicato UGT. Vicent Marí

Unos 40 trabajadores de los tres hoteles de es Canar (Atlantic, Coral Beach y Punta Arabí) y representantes del sindicato UGT se concentraron ayer a las 12 horas en las puertas del Consell de Ibiza. Al grito de «¡No somos cosas, somos personas!», los empleados exigieron la intervención del Consell para conseguir reunirse con la propietaria de los hoteles. El vicepresidente del Consell, Mariano Juan, expresó su apoyo a los trabajadores.

El vicepresidente del Consell, Mariano Juan, dialogando con una trabajadora y con el secretario general de la UGT en las Pitiusas, Fernando Fernández. Vicent Marí

Compartir el artículo

stats