Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siguen los vertidos fecales en un barrio de Ibiza

Los vecinos del torrente de sa Llavanera denuncian que continúan sufriendo el hedor y las inundaciones por el mal funcionamiento de la depuradora de Vila

Vertidos en sa Llavanera DI

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Ibiza o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Vertidos en sa Llavanera Laura Amores

Los vecinos del paseo Vuit d’Agost han denunciado a este diario que continúan sufriendo el hedor y las inundaciones por el mal funcionamiento de la depuradora de Vila. «El agua fecal emana de las alcantarillas próximas, va al torrente de sa Llavanera y de ahí al mar», aseguran los residentes de la zona, que añaden que «el torrente nunca ha llevado tanta agua hasta ahora y huele mal, por lo que tiene que ser agua residual».

Los vecinos insisten en que «el torrente de sa Llavanera tiene una capa de lodo importante, con el consiguiente hedor, y si fuera agua de lluvia quedaría más o menos limpio después de pasar el agua».

Ante esta situación, la conselleria balear de Medio Ambiente explicó este jueves que «la falta de redes separadas de pluviales y fecales en Vila hace que, cuando llueve, llegue una cantidad de aguas mixtas que la depuradora no tiene capacidad de asumir y de ahí viene ese desbordamiento».

A finales de octubre, los vecinos de la zona ya denunciaron las inundaciones de aguas fecales que sufrían «procedentes de las alcantarillas de las calles próximas». Explicaron que «era algo habitual en la zona» y que a raíz de estos vertidos tenían que convivir con «olores fétidos y nauseabundos».

Desde Medio Ambiente aseguran que las últimas inundaciones en la zona están relacionadas «con las obras iniciales de conexión de la nueva depuradora de sa Coma, a la que irá conectada la actual como un bombeo».

Vertidos en sa Llavanera DI

Compartir el artículo

stats