Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crisis de suministros encarece los materiales de la construcción una media del 22% y retrasa obras en Ibiza

Las empresas intentan pactar con los promotores revisiones periódicas de los presupuestos

Un operario trabaja en una obra de Ibiza. J.A.Riera

La crisis sanitaria provocada por el covid se inició a mediados del mes de marzo del año pasado pero sus consecuencias se prolongarán por tiempo indefinido en la mayor parte de los sectores económicos. Los enormes problemas logísticos que está sufriendo tanto la fabricación como el transporte de materiales y componentes afectan directamente a las empresas de las Pitiusas, sobre todo a las de la construcción.

Hasta tal punto que el precio de algunos materiales esenciales como la madera, el hierro, el cobre o el acero se ha encarecido una media del 22% no sólo en las Pitiusas sino prácticamente en todo el territorio nacional, según confirman desde la Asociación de Construcción y Derivados de Ibiza y Formentera, integrada en la patronal Pimeef.

Para demostrar el impacto de esta crisis, la patronal detalla que los costes se han incrementado «en seis meses tanto como en los últimos trece años».

Pero el aumento de precios no es el único problema al que tienen que enfrentarse los constructores de Ibiza y Formentera, ni el más grave. «Hay mucha demanda y la oferta [de materiales de todo tipo] empezó a escasear hace ya un tiempo». La presidenta de la patronal pitiusa, Consuelo Antúnez, explica que el retraso en la llegada de suministros es otro factor clave en esta nueva crisis derivada de la pandemia.

«De momento se puede trabajar», apunta la portavoz patronal, «pero cada vez es más frecuente que nos encontremos en dificultades» como consecuencia de esta ‘tormenta perfecta’ para el sector.

La situación llega hasta tal punto de tensión que muchas constructoras intentan negociar con los promotores «revisiones periódicas» de precios para intentar paliar los incrementos que prácticamente ya se dan por seguros en cualquier proyecto constructivo a corto y medio plazo en las islas.

«Ya se dan bastantes casos de constructoras que han decidido no firmar contratos porque no llegan», apunta Antúnez en relación a los presupuestos, que intentan que sean flexibles para reducir pérdidas .

Desde una de las principales empresas de suministro de materiales de las islas, Servicios Palau, apuntan que los problemas puntuales de abastecimiento se producen principalmente en pedidos concretos, como grifería o materiales para ventanas de aluminio con determinados acabados. Las fábricas sufren para abastecer a un mercado voraz, como para producir al detalle, alertan. «A veces no puedes elegir lo que quieres y tienes que conformarte con algo más común», añaden.

El desabastecimiento o el retraso en la llegada de materiales empezó a notarse hace meses en Ibiza y Formentera. Antúnez apunta que en su empresa tuvieron los primeros problemas en mayo de este año.

Un informe de la Confederación Nacional de la Construcción cita la maquinaria y los vehículos, los sanitarios, la grifería y la pizarra como los materiales que más días acumulan de retraso en el transporte, con una media de 90, 86, 84 y 79 días, respectivamente.

Además, este documento, cuyos resultados son extrapolables a las Pitiusas, confirma la patronal, apunta que la escasez de productos provoca retrasos en la ejecución de las obras en más de la mitad de las ocasiones.

El estudio patronal concluye que la mayor parte de los constructores de las islas ha notado en los últimos tres meses un incremento de precios inusual en la compra de materiales.

Compartir el artículo

stats