Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El detenido por agredir a un guardia civil en Ibiza tiene antecedentes

Testigos presenciales de la pelea identificaron al agresor del agente, lo que facilitó su detención dos días después por parte de la Policía Local de Sant Josep. Es un hombre de 30 años de nacionalidad brasileña

Imagen de archivo de un guardia civil en Ibiza | D.I.

El detenido por golpear a un guardia civil en Cala de Bou y fracturarle la mandíbula el pasado 10 de octubre es un hombre de 30 años, de origen brasileño, que cuenta con un amplio historial de antecedentes policiales.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado día 10 de octubre, y el 12 de octubre, día del Pilar, pudo ser detenido. Testigos presenciales de la pelea identificaron al agresor del guardia civil, lo que facilitó la detención dos días después por parte de la Policía Local.

Los hechos

El agente, que se encontraba ese día fuera de servicio, estaba esa madrugada en la calle, junto a la puerta de este local de copas, y presenció cómo un hombre agredía a otro a puñetazos, dejándole inconsciente en el suelo. Al acudir el guardia civil en socorro de la víctima y tras identificarse como agente del Instituto Armado, el agresor salió huyendo. El guardia civil corrió unos metros tras él, pero, al no poder darle caza, volvió para ayudar a la víctima. En ese momento, otro individuo que había oído cómo el guardia civil se identificaba, propinó un puñetazo al agente en la cara y le fracturó la mandíbula, por lo que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

Tras lo ocurrido, la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) emitió un comunicado denunciando que la protección penal que tienen los guardias civiles «es insuficiente», ya que no tienen consideración de autoridad como sí la tienen profesores, médicos o cargos políticos.

Compartir el artículo

stats