Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Formentera se suma a Ibiza y reclama el mismo trato que Mallorca en Turismo

Mariano Juan considera «una falta de respeto» que el Govern no haya contestado las alegaciones de Ibiza contra la transferencia de ordenación turística a Mallorca

La presidenta del Govern, Francina Armengol, con sus homólogos de los consells en agosto. | ZOWY VOETEN

Pese a la diferente ideología política, el gobierno insular de Formentera se suma al de Ibiza y reclama el mismo trato que recibirá el Consell de Mallorca en el traspaso por parte de la Comunitat Autònoma de la competencia de ordenación turística a partir del 1 de enero. Tal como adelantó este diario, el Consell de Ibiza ha presentado alegaciones contra la propuesta de esta transferencia, a las que se suma Formentera. De hecho, las dos instituciones insulares pitiusas coincidieron ayer al abstenerse en la votación de la propuesta debatida en la ponencia técnica de la comisión mixta de traspaso de competencias.

El vicepresidente primero del Consell de Ibiza, Mariano Juan, pidió explicaciones durante la ponencia de las razones por las cuales no se han contestado (antes de votar la propuesta de traspaso) las objeciones apuntadas por la institución que representa. Los servicios técnicos del Consell han advertido de que el Govern contempla traspasar más funciones y servicios de los que recibió en 1997 Ibiza, básicamente cuestiones de promoción turística.

El secretario de la ponencia indicó al representante de Ibiza que se han retirado una serie de apartados de la propuesta, aunque Mariano Juan asegura que no se han eliminado de los párrafos iniciales, por lo que los cambios son «poco sustanciales». En todo caso, el secretario propuso votar igual la propuesta con la intención de constituir posteriormente una comisión para estudiar el alcance de lo transferido al Consell de Mallorca y, en función de ello, «homogeneizarlo»; es decir, traspasar más recursos a los consells de Ibiza, Formentera y Menorca para equiparar las cuatro islas en ordenación turística.

Tanto Mariano Juan como la representante del Consell de Formentera, la vicepresidenta primera, Alejandra Ferrer, rechazaron esta propuesta y exigieron que antes de votar se debía saber en qué condiciones se transfiere la competencia en ordenación turística a Mallorca en relación al traspaso que en su día (2008 en el caso de Formentera) se hizo al resto de las islas. Por ello, ante la negativa del secretario a atender esta demanda, los dos representantes pitiusos se abstuvieron. La propuesta es que se estudie una vez se haya traspasado la competencia de ordenación turística a Mallorca, no durante el proceso.

Mariano Juan adelanta que, en función de lo que suceda más adelante, en la comisión mixta (donde se decide el traspaso) votará "en contra si es necesario». «No puede ser que nos digan que ya estudiarán lo que se demanda desde Ibiza [las alegaciones que no se han contestado]. Hay que ser serios. Es una falta de respeto decir que se estudiará más adelante cuando una cosa está intrínsecamente ligada a la otra», subraya el vicepresidente.

Por su parte, Alejandra Ferrer recuerda que el traspaso de la gestión de ordenación turística a Mallorca contempla también una plantilla de «más de 60 personas y una quincena de inspectores, además una serie de programas informáticos y tecnología de la que Formentera no dispone».

Por ello, la vicepresidenta primera de Formentera detalla que, en la ponencia de ayer, pidió que se convoque cuanto antes la comisión que debe «revisar» las condiciones en las que se traspasó esta competencia al resto de islas (Mallorca es la única que aún no la ostenta) con la finalidad de que haya un reparto «igualitario y justo adaptado a las necesidades actuales».

Compartir el artículo

stats