Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lluvia en Ibiza: las quejas de los ciudadanos por las inundaciones y las alcantarillas saturadas

La tormenta ha dejado casi 100 litros de agua en algunos puntos de la isla en muy poco tiempo

La lluvia ha dificultado hoy la vida en la isla Vicent Marí

"Nunca llueve a gusto de todos", dice el refranero popular. Y parece que la tormenta caída en las últimas horas le da la razón.

Desde que esta madrugada empezaran a caer las primeras gotas de agua, que se acabaron convirtiendo en una tormenta eléctrica acompañada de una lluvia torrencial, las redes comenzaron a llenarse de imágenes y vídeos del temporal.

Por la mañana, cuando la jornada laboral arrancaba, la lluvia ha complicado mucho la ciculación. Con algunos tramos de vías cortados, inundaciones, alcantarillas desbordadas, contenedores flotando en medio de las calles...

Las red social en la que más se han leído quejas sobre la situación sobrevenida por las lluvias ha sido Twitter.

Una usuaria comparaba la situación con una "escena bíblica", como si la isla estuviese viviendo su particular diluvio universal.

Otro ciudadano se quejaba amargamente desde el pajarito azul de la situación que se había encontrado en la calle: "Carreteras colapsadas, alcantarillas por los aires y coches atrapados en mitad de piscina urbanas creadas por las trombas de agua".

Lo cierto es que durante todo el día de hoy la lluvia ha complicado muchísimo la circulación por la isla y en algunas vías secundarias, como la carretera de Cala Llonga, ha habido algunos pequeños desprendimientos que han llenado la vía de piedras y el agua anegó el firme.

El centro de Vila se ha colapsado por la cantidad de lluvia caída y se apreciaba cómo los vehículos circuaban con las ruedas tapadas por el agua, que convirtió las calles en auténticas piscinas.

Otra usuaria de Twitter subía a la red social un vídeo grabado en Platja d'en Bossa a través del cual se quejaba de que muchos establecimientos se inundaron, los hoteles sufrieron apagones y que se podía ver "la lluvia a raudales cayendo por los techos".

Otro criticaba la escasa capacidad "de las tuberías para drenar el agua".

Compartir el artículo

stats