Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad

Drones contra mosquitos en ses Feixes de Ibiza

El Consell de Ibiza presenta el nuevo tratamiento desde el aire y con ‘armas biológicas’ contra este molesto díptero

24

Drones contra los mosquitos de Ibiza Vicent Marí

La tecnología de los drones se utiliza por primera vez en Ibiza y Balears en la campaña de control biológico de las plagas de mosquitos. El departamento de Gestión Ambiental del Consell de Ibiza presentó ayer los drones que usarán para esta iniciativa sanitaria.

«Los drones ya forman parte de nuestras vidas. Gracias a esta nuevatecnología hemos visto que podemos llegar a sitios donde el ser humano no puede», explicó Vicente Roig, conseller de Presidencia y Gestión Ambiental.

Hace años que el departamento de gestión ambiental del Consell intenta controlar la población de mosquitos de las diversas zonas húmedas de Ibiza. Pero se han encontrado que en ses Feixes de Talamanca hay lugares de difícil acceso. «El control aéreo, es decir, con drones, solo se aplicará en el caso de ses Feixes, ya que es el único lugar húmedo de la isla al que no podemos llegar por tierra», aclaró Roig.

Drones contra los mosquitos de Ibiza Mar Prats

Jaume Estraellas, técnico de Biodiversidad del Consell ibicenco, explicó: «Vamos a llevar a cabo un ataque biológico», y remarcó que uno de los beneficios de este tratamiento es que «el químico que usamos no mata por contacto, se trata por el agua. Las larvas que habitan en ella mueren y el resto de insectos y animales que habitan la zona no sufren ningún daño».

Noé García, gerente de Lokímica, la empresa encargada del proyecto, explicó como iba a ser la demostración ofrecida ayer a los medios de comunicación y la función especifica que desarrollan cada uno de los drones.

«El primer paso es la vigilancia y seguimiento», dijo García. Por este motivo, todo empieza con un dron de detección. Este dispositivo tiene dos cámaras, una térmica y otra de vídeo, para poder localizar todas las zonas con agua que hay, incluso las que se esconden debajo de la vegetación. Este primer paso es muy importante porque, como explicó el gerente de Lokímica, «hay que tener en cuenta que solo en el agua que cabe en el tapón de una botella pueden nacer unos cincuenta mosquitos, por lo que resulta crucial localizar todas las zonas donde hay o donde puede haber agua en un futuro».

Gracias a estos dispositivos conseguimos trabajar diez veces más rápido que un operario por tierra»

decoration

También presentaron dos drones más, los que lanzan los productos biológicos específicos que atacan a las larvas de los mosquitos. Un dron de aplicación en sólido, diseñado para expulsar la dosis exacta de producto, sirve para lanzarlo en las zonas en las que los expertos saben que acabarán inundadas. Y el dron de aplicación líquida es un dispositivo que dispone de unos aspersores que lanzan agua con el producto químico. «Gracias a estos dispositivos conseguimos trabajar diez veces más rápido que un operario por tierra», detalló Noé García.

Compartir el artículo

stats