Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

La ocupación hotelera cayó casi un 20% en septiembre en Ibiza con tres de cada diez hoteles cerrados

Formentera recupera terreno a mayor velocidad y apenas pierde un 6,6% frente a 2019

Turistas se fotografían en el rastrillo, en la Marina de Ibiza. César Navarro

El turismo se recupera «poco a poco». Prácticamente «mes a mes». Es la percepción que aseguran tener los empresarios hoteleros de Ibiza y Formentera con el verano prácticamente finiquitado. ¿Por qué? Pues porque a pesar de los malos resultados que arrojan todas las encuestas de ocupación de sus habitaciones, «todo va mejorando y nos vamos acercando» a la situación de ‘normalidad’ de la temporada de 2019, cuando pandemia y confinamiento general de la población eran términos que sólo se utilizaban en el cine de catástrofes.

Los últimos datos indican que durante el mes pasado se vendieron casi siete de cada diez de las habitaciones que el sector de Ibiza y Formentera ofertaba a los turistas, en concreto el 69,78%, y eso que el 30% de la planta hotelera ha permanecido cerrada, esto es, tres de cada diez establecimientos. Hace dos años, el porcentaje se elevó al 86,2% y además con toda la oferta disponible, un detalle importante.

Pero si se analizan los datos por islas, se observa claramente que Formentera sigue un paso por delante en la recuperación turística.

Formentera, por delante

Así, mientras que en Ibiza la media de ocupación en septiembre se situó en el 68,8% (frente al 96,5% del mismo mes de hace dos años), en Formentera obtuvieron diez puntos más, un 78%. A escasa distancia de los resultados del último año ‘normal’ (83,6%).

En cuanto a la media de ocupación de la temporada hasta septiembre, la estadística de la Federación Empresarial Hotelera pitiusa (Fehif) indica que en Ibiza fue un 23,3% inferior a la del mismo periodo de 2019 y de un 13,8% en Formentera. En la media conjunta de las dos islas también cae, en esta ocasión en un 23%. Para analizar estos resultados es importante saber que este verano han abierto menos establecimientos hoteleros.

El gerente de la Fehif, Manuel Sendino, extrae una «lectura positiva» de la temporada. «Agosto nos ha situado más cerca de 2019 que julio, y septiembre más que agosto. Vamos ganando normalidad paso a paso», explica.

La zona norte se mantiene y cae Santa Eulària

Analizar al detalle los datos de ocupación de los establecimientos de las islas resulta arriesgado por todos los condicionantes que han rodeado a esta temporada turística. Pero la encuesta de los hoteleros indica, en el acumulado del año, que la zona norte de la isla de Eivissa ha capeado mejor el temporal en esta primera etapa postcovid. Sus hoteles obtienen una media de ocupación del 67,5% (88,4% en 2019), mientras que los de Sant Antoni y su bahía se sitúan por debajo con un 66,5%. Santa Eulària, pendiente aún el mes de octubre, es la zona turística con una ocupación media más baja, en concreto del 56,8%, cuando hace dos años registró un 87,5%. El promedio de la isla de Eivissa ha sido este año del 63,5%, y el de Formentera, del 63,3%.

Compartir el artículo

stats