Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vivienda en Ibiza: el piso imposible de 600 euros

La búsqueda en tres portales inmobiliarios de un alquiler por menos de 600 euros, tope que insinuó en un primer momento el Gobierno para el bono para jóvenes, arroja un resultado desolador

Algunos de los pisos en alquiler de hasta 600 euros en Idealista.

No más de 600 euros al mes. Cuando la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se refirió a ese coste máximo durante el anuncio, hace días, del bono de 250 euros mensuales para el alquiler joven, quienes andan buscando piso en las Pitiusas pensaban que se trataba de una broma. Encontrar un alquiler por debajo de ese precio en Ibiza y Formentera para todo el año es, materialmente, imposible. Finalmente, según el propio Ministerio, parece que esto no será así. En estos momentos, en tres de los grandes portales inmobiliarios del país no se ofrece ningún alquiler de 600 euros o menos en Formentera y únicamente figuran nueve en la isla de Ibiza. De ellos, además, únicamente cuatro parecen ser alquileres anuales, algo que sólo especifica uno de ellos, en idealista.com. Eso sí, es un apartamento de apenas 35 metros en la calle de la Virgen que, para alquilar durante todo el año, hay que pagar las doce mensualidades por adelantado, fianza e inmobiliaria a parte. Es decir, que antes de plantar un pie en el apartamento, que por las fotos más parece un pasillo con baño, hay que apoquinar alrededor de 8.000 euros.

En este mismo portal hay otros dos que no superan los 600 euros mensuales y que parecen ser anuales. No aptos para claustrofóbicos. Uno está en la calle Valencia de Sant Antoni: 600 euros por 25 metros cuadrados en un tercero interior sin ascensor que es «ideal para parejas». El otro es un estudio de 30 metros en Santa Eulària para el que es «imprescindible» presentar «nómina y referencias o aval bancario». Polvo de cuerno de unicornio no es necesario, de momento.

En Fotocasa, ayer, no había ningún alquiler por menos de 600 euros en las Pitiüses. |

Las otras cuatro viviendas por debajo de los 601 euros mensuales sólo se ofrecen para la temporada de invierno,. Es decir, que en verano las ocupan o turistas que pagan por un par de días lo mismo que en invierno todo el mes o trabajadores de temporada que pagan bastante más de 600 euros mensuales. «Sólo temporada de invierno o cursos escolares», reza el anuncio de un apartamento de 55 metros en sa Cala (590 euros). «Para algún trabajador de paso, funcionario, etc», señala el propietario de un piso de 70 metros (600 euros) en Sant Antoni.

«Es una comunidad de varios vecinos educados, serios, trabajadores y tranquilos», comenta el anunciante de un estudio de 30 metros ubicado «en una parcela de 2.000 metros con una casa principal y varios estudios». No hay fotos de la vivienda, que carece de internet, no acepta mascotas y cuyo contrato de arrendamiento está «relacionado con el fin del contrato laboral». El anuncio destaca el «perfil interesado» de los inquilinos: «Ingeniero, técnico, profesor, directivo».

La última de las posibilidades en este portal es un apartamento de 40 metros en Santa Eulària «apto para una única persona» y que se alquila «de septiembre a junio». Cuesta 500 euros al mes, a pesar de que la cocina está «sin equipar» y la vivienda está «sin amueblar», según detalla el anuncio en las características básicas de la vivienda, de la que no hay ninguna foto. Los interesados, si las quieren, las tienen que pedir al anunciante.

En otro de los portales, Fotocasa, no hay ninguna vivienda en las Pitiusas por menos de 600 euros al mes. Sólo dos por 650 euros y que se ofrecen únicamente durante el invierno: 50 metros en Cala Llenya y 60 metros en el Club Robinson de Cala Vedella.

Dos estudios. Es la respuesta en un tercer portal, Habitaclia, al ajustar la búsqueda a viviendas en alquiler que cuesten un máximo de 600 euros mensuales. Ambos, también, en Ibiza. El más barato cuesta 550 euros. Una planta baja en Santa Gertrudis que apenas tiene 25 metros. El segundo, se encuentra justo en la barrera de los 600 euros, es un poco más caro, pero, claro, tiene diez metros más para moverse y respirar: 35 metros. Se encuentra en el barrio de la Marina y, como la gran mayoría de los anuncio está disponible únicamente para cuando no hay turistas que paguen auténticas barbaridades.

En Formentera, encontrar un piso de alquiler es aún más caro que en Ibiza. En Idealista apenas aparecen cinco disponibles y el más barato es un piso de 85 metros en la Mola por el que piden 800 euros al mes y que únicamente se ofrece «de septiembre a junio». En Fotocasa los precios son aún más elevados si se seleccionan las viviendas en alquiler en la pitiusa del sur. La búsqueda escupe dos pisos, el más barato de los cuales es uno de 60 metros en Sant Francesc por el que piden mil euros y, eso sí, se puede alquiler todo el año. Esta misma vivienda, 50 euros más barata, es una de las dos que aparecen en el tercer portal inmobiliario, Habitaclia. Una bicoca. Como todos los demás.

Compartir el artículo

stats