Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Exposición

Un recorrido por el universo matérico e icónico de Hormigo

La naturaleza ibicenca está muy presente en la muestra dedicada al reconocido escultor que se puede visitar en el Auditorio Caló de s’Oli

Un conjunto de esculturas que representan aves. J. A. Riera

«Proyectar y montarAntonio Hormigo. La veritat de la fusta’ ha sido una aventura que espero que la gente pueda disfrutar tanto como yo lo he hecho», destacó el pasado 10 de octubre su comisaria Nuria del Río, horas antes de la inauguración de la muestra. Para hacer realidad este proyecto «colosal», Del Río ha contado con la ayuda de la familia del escultor ibicenco, fallecido en 2019.  

Planificar y montar la exposición ‘Antonio Hormigo. La veritat de la fusta’ ha sido todo un reto, probablemente el más grande al que se haya enfrentado su comisaria, Nuria del Río, en esta materia. «Es lo más colosal que he hecho», reconoció el pasado 10 de octubre, un par de horas antes de que la muestra abriera las puertas al público en el Auditorio Caló de s’Oli, recién inaugurado. Que el proyecto iba a ser complicado lo tuvo claro desde que en julio se puso manos a la obra, después de recibir el encargo en firme del Ayuntamiento de Sant Josep. Se puso en contacto con la familia y se dedicó a visitar todos los miércoles por la tarde el taller de Antonio Hormigo (Sant Antoni, 1933 – Ibiza, 2019), ubicado en Port des Torrent. «Cuando lo vi por primera vez no daba crédito, aquello era inmenso y estaba lleno de obras. Me di cuenta de que la selección iba a ser complicada porque había mucha obra y de gran tamaño», explicó.

Imagen del montaje de la muestra. J. A. Riera

Lo que Del Río tuvo claro desde el principio es que «la muestra tenía que ser un homenaje único que plasmara el vínculo vital de Hormigo con Port des Torrent». La comisaria contó en todo momento con el asesoramiento de la familia del escultor. «Sin el esfuerzo y el amor de sus hijos, Toni, Marcelo y Paco, y de su viuda, Carmen Juan, esta exposición no hubiera sido posible», aseguró Del Río, que también agradeció la implicación de su sobrino Pedro Hormigo, también escultor, y de Goretti Costa.

Carmen Juan habla en la inauguración de la exposición. J. A. Riera

Como el propio título indica, ‘La veritat de la fusta’ refleja la forma de trabajar de Antonio Hormigo. «Trataba la madera con mucha honestidad. No la coloreaba ni le hacía añadidos», explicó la comisaria. La exposición es un ejemplo de la versatilidad del trabajo de Hormigo, que abordó durante sus 50 años dedicados a la escultura una gran amplitud de temas. Esta muestra reúne obras inspiradas en la mitología griega y en las leyendas ibicencas. Hay espacio para las figuras humanas y los animales , pero también para las formas abstractas.

Horario

Abierta hasta el 9 de enero 

‘La veritat de la fusta’ estará abierta hasta el 9 de enero de 2022, los jueves, viernes y sábados de 18.30 a 20.30 horas y los viernes, sábados y domingos de 11 a 13.30 horas. 

«No hay disfraces en la obra de Hormigo, en la que está muy presente la naturaleza ibicenca», señaló la comisaria. De hecho, destacó, ‘La veritat de la fusta’ ofrece un paseo «por el universo matérico e icónico de Hormigo» que incluye un recorrido por los árboles ibicencos, algarrobos, almendros y olivos, de los que brotan, gracias al arte de Hormigo, increíbles esculturas llenas de movimiento y belleza.

«No hay disfraces en la obra de Hormigo, en la que está muy presente la naturaleza ibicenca», destaca Nuria del Río

decoration

Montar la exposición, señaló del Río, «ha sido un trabajo titánico». «Hemos tenido que utilizar grúas con pluma para movilizar las piezas», explicó.

Las esculturas de la muestra, 33 en total, buena parte de grandes dimensiones, están ubicadas en un espacio circular colocadas por grupos temáticos. También están la mesa en la que trabajaba Hormigo y, en dos vitrinas, el instrumental que empleaba, con algunas piezas creadas por él mismo. En el centro de la sala, presidiendo la muestra, como no, el autorretrato de Hormigo con su musa.

Compartir el artículo

stats