Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La directora de Intrusismo de Ibiza critica que se ponga un techo al precio del alquiler

Naihara Cardona pregunta si el Estado también va a marcar a «los bancos un precio máximo para el pago de la hipoteca» y recuerda que «en Berlín se provocó el efecto contrario»

Cardona, en primera fila, en la reunión del sábado de los vecinos de los Don Pepe. | J. A. RIERA

«Tengo una pregunta: si [el Gobierno central] me dice el precio al que he de alquilar mi casa, ¿también le va a marcar al banco el precio que me debe cobrar por la hipoteca? Es así de sencillo». De esta manera, la directora insular de Intrusismo del Consell de Ibiza, Naihara Cardona, critica la intención del Gobierno central de poner un techo al precio del alquiler a través de la futura ley estatal de Vivienda, de la cual, puntualiza, no conoce los detalles.

Aparte de advertir de que esta medida, según su criterio, es «anticonstitucional» porque estamos «en una economía de libre mercado», Cardona recuerda que cuando en Berlín se fijó una cuantía máxima del coste de la vivienda, «se provocó el efecto contrario». «En vez de prohibir y limitar, tal vez habría que incentivar a los propietarios de viviendas y una manera sería facilitando los desahucios cuando un inquilino no responde», destaca.

«Muchos propietarios no quieren alquilar sus casas porque tienen miedo a no cobrar, a que les destrocen sus inmuebles y luego tarden lo que tardan en recuperarlos sin haber ingresado la deuda y encima tengan que arreglarlos», indica Cardona, que añade: «Como abogada, llevo casos de personas que llevan un año y medio sin cobrar el alquiler de sus casas. Hay una delincuencia detrás, gente organizada, con abogados que conocen las maneras para alargar al máximo el desahucio».

En este sentido, también apunta que se podría elaborar «una lista de morosos de las personas que no pagan y no cuidan las casas que alquilan para que los propietarios tengan un poco de seguridad». «Me parece estupendo que se proteja a los inquilinos, pero a los propietarios, ¿quién les protege?», cuestiona.

Antes de iniciar su actividad como independiente en el gobierno de centroderecha del Consell, impulsó la plataforma ‘Ibiza afectados por los alquileres’. Recuerda que desde esta plataforma «nunca» dijo que «se tuvieran que regular los precios del alquiler». «Lo que defendía entonces, y sigo defendiendo, es a los inquilinos a los cuales quieren echar sin acabar el contrato porque los propietarios quieren explotar sus viviendas mediante el alquiler turístico, que no está permitido», indica Cardona, para agregar a renglón seguido: «Entiendo que es más rentable el alquiler turístico, pero no todo es rentabilidad en esta vida. También hay que proteger a la sociedad. No puede ser que la gente no halle una vivienda porque todo el mundo quiere ganar dinero con el alquiler turístico», subraya, al tiempo que indica que desde el Consell se está haciendo «un muy buen trabajo» en este sentido: «Se ponen más sanciones que nunca a la gente que alquila sus pisos para el turismo».

Sobre limitar el precio del alquiler, Cardona insiste en que «en qué cabeza cabe» que una persona tenga que arrendar su vivienda «a un precio por debajo del que ha comprado» su propiedad. «A lo mejor no se cubre la inversión. Que haga [el Estado] viviendas de protección oficial. ¿Los particulares han de pagar que el Estado no haya hecho su trabajo?».

Además de facilitar los desahucios, Cardona cree fundamental que se amplíen las bonificaciones que actualmente se otorgan a los propietarios para que alquilen sus casas todo el año. «Se ha de buscar la manera de seducir al propietario», recalca.

El alcalde de Ibiza, Rafa Ruiz (PSOE), se manifestó ayer sobre la nueva normativa estatal de la ley de la vivenda cerrada este martes por PSOE y Unidas Podemos en el Congreso.

Ruiz destacó que es algo que esperaban porque «la vivienda es un derecho y debe haber una regulación». Sobre todo, «en un lugar como Ibiza, donde la vivenda es un problema tan complicado, está bien que haya un tope en los precios». Añadió que es importante que haya «suficientes mecanismos para controlar la regulación en el alquiler».

El resto de alcaldes de los ayuntamientos de la isla apuntaron que es pronto aún para poder hablar sobre esta normativa, ya que están «a la espera» de que el Gobierno les envíe un borrador sobre los detalles de la nueva regulación.

La alcaldesa de Santa Eulària, Carmen Ferrer (PP), expresó que es «complicado y precipitado hablar sobre el tema y sería opinar por opinar hasta no disponer del borrador».

Del mismo modo se manifestó Antoni Marí Carraca (PP), alcalde de Sant Joan, que debido a la falta de información, por el momento, no quiso dar «ningún punto de vista en concreto».

El alcalde de Sant Josep, Ángel Luis Guerrero (PSOE), explicó que «está claro que el problema de la vivienda se tiene que regular de alguna manera y que la isla de Ibiza tiene un grave problema de falta de suelo». Asimismo, dijo que también se está valorando «una subida de impuestos a los grandes tenedores».

Marcos Serra, alcalde de Sant Antoni (PP), mostró su discrepancia en cuanto a «las medidas intervencionstas» de la nueva normativa, ya que defendió «el derecho de la gente sobre su propiedad privada». Reconoció la falta de vivienda, no solo en Ibiza, sino en toda Balears, pero detalló que aunque «hay que buscar medidas, creo que estas no son las adecuadas». Aunque, de igual modo, se abstuvo de opinar en profundidad hasta no tener la documentación correspondiente a la normativa.

El sindicato de inquilinas cree que es «insuficiente»

El sindicato de Inquilinas de Ibiza y Formentera celebra la iniciativa legislativa para limitar el precio del alquiler de la vivienda, lo que supone «un punto de partida para avanzar en medidas más garantista, pero es insuficiente». Este colectivo propone dos medidas «insoslayables»: contratos renovables automáticamente a no ser que el inquilino incurra en una falta grave o que el propietario necesite recuperar su casa para uso propio o de un familiar y que los arrendadores se hagan cargo de los gastos de las inmobiliarias ya que trabajan para ellos.

Compartir el artículo

stats