La Policía Nacional ha detenido a cinco personas que formaban parte de un grupo de estafadores que operaba desde Zaragoza y cuyo cabecilla, de 31 años, llevaba cuatro años eludiendo a la justicia y además de las estafas, le constaban siete reclamaciones de juzgados de Málaga, Ibiza, Mieres, Ronda y Oviedo.

Según ha informado este miércoles la Jefatura Superior de Policía de Aragón, se trata de un grupo dedicado a estafas en la venta de artículos por internet que culminó sus delitos en gran parte de la geografía española y que entre los meses de enero y mayo se hizo con más de 35.000 euros.

La investigación, llevada a cabo por la Brigada Regional de Policía Judicial, se inició el pasado mes de enero con una denuncia interpuesta en la Comisaría de Benidorm por una estafa de 1.500 euros en la venta fraudulenta de componentes informáticos.

El "modus operandi" de la organización, muy metódico y elaborado, consistía en la apertura de una cuenta bancaria a nombre de un tercero utilizando un DNI conseguido mediante engaño a través de una web de compraventa de artículos de segunda mano para publicar después anuncios en esos mismos portales, utilizando perfiles falsos de nuevo con documentación de terceras personas, y recibir los pagos de los efectos, que no enviaban, a través de trasferencias o pagos instantáneos por "Bizum".

El grueso del dinero estafado lo extraían en cajeros automáticos o lo transferían a cuentas de sociedades interpuestas, intentando con ello eludir a la acción policial y dificultar su investigación.

El principal investigado fue localizado el pasado 28 de septiembre por agentes del Grupo de Delincuencia Económica y Fiscal, quienes llevaban meses tras su pista, en un piso del barrio de las Delicias.

Así se procedió a su detención y a la de todos sus colaboradores, practicándose una entrada y registro en su domicilio donde se intervinieron teléfonos móviles y dispositivos electrónicos a través de los cuales perpetraban las estafas.

Los detenidos pasaron a disposición Judicial y tras ser oídos en declaración, los cinco quedaron en libertad.

Por otra parte, pocos días antes el mismo Grupo de Delincuencia Económica y Fiscal detuvo a los regentes de un negocio de nutrición deportiva a los cuales se les atribuyó una estafa que superaba los 40.000 euros.

En esa ocasión, los agentes de la Brigada Regional de Policía Judicial detuvieron a una pareja, de 31 y 24 años y regentes de un negocio de nutrición deportiva, quienes estafaron a un proveedor casi 43.000 euros durante los meses de mayo y junio de este año.