Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crisis de Sant Antoni desata también una guerra interna en El Pi de Ibiza

La ejecutiva insular y los comités de Sant Josep, Santa Eulària y Vila se desvinculan de Torres

Roldán se cruza la mirada con Torres en la clausura del congreso insular de El Pi de Eivissa

La crisis de Sant Antoni ha abierto también una guerra interna en El Pi de Eivissa, condicionada por la confrontación de su presidente, Antoni Roldán, con el comité local de Sant Antoni en su intento fallido por asumir la presidencia regional del partido. A través de un comunicado, El Pi informó ayer de que la ejecutiva insular y los comités de Vila, Sant Josep y Santa Eulària «se desvinculan de las decisiones de Torres, que actúa por su propia cuenta». 

El partido de Torres (El Pi) formó con Más Eivissa (el anterior partido de Roldán) y Alternativa Insular la coalición Proposta per Eivissa (PxE) para concurrir a las elecciones locales. Pese a que la coalición se ha disuelto, el grupo de Torres en SantAntoni aún conserva esta denominación. 

El presidente de El Pi de Eivissa, Antoni Roldán, lamenta que Torres no haya informado a la ejecutiva insular de lo que está sucediendo en el Ayuntamiento, lo que, según dice, ha obligado al partido a desmarcarse públicamente de su actuación. «No podemos permitir que los ciudadanos piensen que es una decisión de El Pi de Eivissa», subraya.

Sin entrar en el fondo del asunto, que asegura desconocer, Roldán apunta que «no está en contra» de Torres, pero sí de «las formas» con las que está actuando. «Entendemos que las maneras no son las correctas, otra cosa es el fondo. A lo mejor estamos de acuerdo, pero no sabemos nada. Cuando se forma parte de un equipo de gobierno, la responsabilidad debe ser otra».

El presidente de El Pi de Eivissa también asegura que la posición de la ejecutiva insular, en contra de las formas de Torres, «no tiene nada que ver» con las diferencias internas en el congreso balear. Torres y la mayoría de los militantes de El Pi de Sant Antoni apoyaron a Tolo Gili, que se impuso a la candidatura que encabezaba el propio Roldán.  

El comité local de El Pi de Sant Antoni respondió a la ejecutiva insular con otro comunicado en el que expresaba su «apoyo» a Torres y recordaba que «los comités locales son soberanos y tienen capacidad para decidir las políticas propias de su ámbito de actuación sin injerencias de otros órganos del partido».

Aparte de remarcar «la importancia de mantener la unidad» para que «el proyecto crezca y sea una herramienta útil para los ciudadanos», El Pi de Sant Antoni destacó que se trata de «un tema muy concreto y técnico de la gestión diaria» del Ayuntamiento y añadió que «la autonomía municipal que emana de los estatutos del partido» determina que es «competencia del comité local fijar su postura».

Compartir el artículo

stats