Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Docentes y familias critican que un caso positivo obligue a confinar a toda la clase

La APDE y la FAPA reclaman una revisión de lo que se considera contacto estrecho de un positivo para que no se ponga en cuarentena a toda la clase durante diez días, lo que perjudica mucho a las familias

Alumnos en el patio del colegio Poeta Villangómez en el primer día de clase. Zowy Voeten

La Associació de Professionals Docents d’Eivissa (APDE) critica el protocolo covid que se aplica este curso en los centros escolares, y expresa su «total desacuerdo» con algunos de los aspectos de la nueva normativa acordada por las conselleries de Educación y Salud

Esta asociación de docentes explica en un comunicado que el año pasado, cuando se producía un contagio en un aula de Primaria, se valoraba caso por caso quién podría ser considerado contacto estrecho. Durante el actual curso 21-22, cuando se detecte un caso positivo, todo el alumnado de la clase será considerado contacto estrecho y, por tanto, deberán permanecer en cuarentena durante diez días y someterse a una prueba PCR. Desde APDE no entienden cómo, con una situación mucho más favorable que la que había el curso pasado (el 75% de la población diana está vacunada), las medidas son ahora mucho más restrictivas, teniendo en cuenta además que todo el alumnado lleva mascarilla dentro del aula.

Confinamiento de toda la clase

Con el confinamiento de toda la clase en caso de un contagio, «nos encontramos ante un problema social», asegura APDE, ya que aumentará el número de menores en cuarentena y, por tanto, alguno de los progenitores tendrá que quedarse con él confinado, sin disponer de un permiso específico para los diez días que están obligados a aislarse. «Es increíble cómo la misma Administración que te obliga a confinarte con tus hijos, no haya preparado un plan para que las familias puedan hacer uso de su legítimo derecho de conciliación de la vida familiar y laboral», denuncian, y añaden que ya han llegado «amenazas» por parte de algunas empresas, de que serán despedidos si han de confinarse con alguno de sus hijos. Además, al no tener la baja médica, esos días de ausencia obligada de los trabajadores no están remunerados, lo que representa una importante merma de ingresos que no todas las familias pueden resistir.

La clave

RECLAMACIÓN

Los docentes piden que no se lleve mascarilla en el patio ni en Educación Física

La APDE considera que se debe eliminar la obligatoriedad de llevar mascarilla en el patio y en Educación Física, porque al aire libre ya no hay que ponérsela.

Por otro lado, finalmente los estudiantes siguen estando obligados a portar mascarilla en el patio, una noticia que tampoco ha gustado en APDE. «Este hecho lo consideramos totalmente incongruente, cuando a la sociedad ya se le permite estar al aire libre sin mascarilla», lamentan. Además, también critican el uso del cubrebocas en Educación Física, cuando las actividades físicas extraescolares están ya permitidas, sin necesidad de usar la mascarilla cuando sean al aire libre.

Por último, aseguran que el «aumento de la carga burocrática» que se ha impuesto a los centros educativos derivados de la creación del servicio Educovid, ha agravado una situación que ya era límite, haciendo que los equipos directivos tengan que ejercer aún más tareas «muy alejadas de la profesión docente». 

«A esto hay que sumarle el incumplimiento por parte de la conselleria de Educación de implementar la contratación de personal administrativo para los centros de Primaria a la que se comprometió», agrega la asociación docente.

Entre las nuevas responsabilidades que han de adquirir los equipos directivos están la de «realizar el listado de contactos estrechos, avisar a las familias implicadas y además, convocar a los afectados para que se realicen dos pruebas PCR».

Ninguna de estas medidas han sido consultadas ni consensuadas con APDE, lamenta el colectivo, por lo que pide a las conselleries implicadas «una rectificación urgente», para «establecer unos protocolos ajustados a la realidad actual». Los docentes aseguran que, si no se lleva a cabo esta rectificación, no descartan «movilizaciones más contundentes en los próximos días».

La FAPA reclama una revisión

Por otra parte, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPA) en las Pitiusas y del Consejo Escolar de Balears, Pepita Costa Tur, ha asegurado que a principios de curso mantuvieron contactos con las conselleries de Salud y Educación, para afrontar el inicio del nuevo curso. «En las reuniones quedamos en que, durante el primer trimestre, se iban a mantener las medidas para que los centros fueran seguros y evitar flujos de contagios que podían ser peligrosos. En niños y jóvenes en principio los contagios no tienen consecuencias graves, pero pueden contagiar a padres, abuelos…», comenta Costa, que añade que salieron de los encuentros «con el compromiso de que, en cuanto la situación pandémica lo permitiera, se rebajarían las medidas».

Por eso, asegura, no entienden estas nuevas medidas, más restrictivas. En relación al nuevo criterio en caso de producirse un contagio en el aula, Costa señala que están «haciendo consultas a escala nacional». «No entendemos por qué el criterio de contacto estrecho ha cambiado si siguen llevando mascarillas», añade la presidenta de la FAPA.

En este sentido, Pepita Costa asegura que creen que esta medida «se tiene que revisar, y si no se revisa se está causando un perjuicio a las familias». «La mayoría estamos vacunados, así que o nos cogemos vacaciones, pero tampoco se puede porque entonces no puedes cubrir otras vacaciones escolares, o el permiso sin sueldo. Es una medida que no entendemos ni la compartimos», añade.

Compartir el artículo

stats