Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Centro de Salud de Vila organiza una nueva 'tetada popular' el 6 de octubre en Ibiza

Quiere reunir al máximo número posible de madres amamantando a sus bebés. Habrá un coloquio y enfermeros y una matrona resolverán las dudas que tengan

Varias madres amamantan a sus hijos en un acto de la Semana de la Lactancia Materna en el centro de salud de Vila en 2018. | JUAN A. RIERA

«La lactancia materna tiene muchos beneficios, muchísimos y muy importantes, tanto para el bebé como para la madre, pero no todas las mujeres pueden hacerlo», afirma Estela Terrer, enfermera del centro de salud de Vila, que anda preparando ya las actividades que acogerá este espacio a principios de octubre, con motivo de la Semana Europea de la Lactancia Materna. Está emocionada porque por fin, tras el parón del año pasado debido a la pandemia, el ambulatorio volverá a reunir a mamás recientes, bebés y matronas para promover el amamantamiento y resolver todas las dudas.

«El año pasado fue muy soso para lo que somos nosotros», reconoce Terrer, que aún tiene en el recuerdo la estampa de hace un par de octubre, cuando alrededor de una treintena de mujeres dieron de mamar a sus recién nacidos de forma simultánea en el centro. Pasado lo más crudo de la pandemia, en las instalaciones de atención primaria de la avenida Vuit d’Agost se han marcado un reto: superar esa cifra y reunir al máximo número posible de madres dando el pecho a sus hijos. La cita es el miércoles 6 de octubre a las cinco de la tarde en el ambulatorio. La actividad está abierta a todas las madres, no sólo a las que sean usuarias de estas instalaciones, matiza Terrer, organizadora de la jornada junto a Cristina López, enfermera, y Cristina Fernández, residente de enfermería. «Da igual si son de Ibiza, de Sant Antoni o de donde sea», insiste la enfermera, que destaca que toda la jornada se plantea «como una fiesta».

La "fiesta de la lactancia" comenzará a las cinco de la tarde con un encuentro al que seguirá un coloquio

decoration

«Este año lo organizamos por la tarde porque la última vez nos llegaron muchos mensajes de madres que trabajaban y que no podían venir por la mañana», explica la enfermera, que confía en que el cambio de hora anime a las mujeres a participar. La cita es a las cinco de la tarde y media hora más tarde está previsto un coloquio en el que las madres podrán compartir sus experiencias con la lactancia, pero también plantear sus dudas, problemas y miedos. A todo ello tratarán de dar respuesta la matrona María Feixas y las enfermeras Irene Mínguez y Marcos Navarro. Terrer señala que uno de los objetivos que se han marcado este año es llegar a mujeres de diferentes culturas, especialmente a aquellas más tradicionales en las que existe más pudor o reticencia a descubrirse y mostrar el pecho.

Detalle del cartel de la jornada para promover la lactancia materna. | ASEF

Para asistir a esta «fiesta de la lactancia» no es necesario apuntarse previamente, detalla Terrer, que señala que al celebrarse en el exterior de las instalaciones sanitarias no habrá problema de aforo. Todos los asistentes tendrán que llevar mascarilla y guardar la distancia de seguridad. En el caso de que haga mal tiempo, se refugiarán en la carpa que ha instalado recientemente el Ayuntamiento de Ibiza en la zona de calistenia.

La enfermera destaca los «muchísimos beneficios» de la lactancia materna: «Se establece un importante vínculo maternofilial, el niño desarrolla muchos más anticuerpos, está más protegido frente a la diabetes y alergias, mejora el peso, reduce las dolencias respiratorias y la muerte súbita, que es algo que agobia mucho a las madres, las ayuda también a ellas a recuperar de forma más fácil su peso previo al embarazo, reduce el riesgo de padecer cáncer de mama y de ovarios y ahorra dinero y tiempo, que también es importante». La enfermera reconoce, sin embargo, que hay mujeres que no pueden amamantar a sus bebés, tanto por problemas físicos como por cuestiones de organización de su día a día. «Nosotros ofrecemos toda la información pero ellas toman la decisión y, si no puede ser no hay que agobiarlas o maltratarlas por eso», concluye.

Compartir el artículo

stats