Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sant Josep traslada al Catastro el estado de ruina de las viviendas Don Pepe

El Consistorio justifica que supone una reducción de los impuestos, pero los propietarios dicen que van a recurrir porque el juez aún no se ha pronunciado

Fachada de uno de los dos bloques de los apartamentos Don Pepe, en es Codolar.

Fachada de uno de los dos bloques de los apartamentos Don Pepe, en es Codolar. SERGIO G. CAÑIZARES

El Ayuntamiento de Sant Josep ha comunicado al Catastro la situación de «ruina» del bloque A de los apartamentos Don Pepe, en la zona de es Codolar, para que reduzca el valor de los inmuebles y, con ello, disminuya el coste de las tasas e impuestos (residuos IBI...), según informa un portavoz municipal, que recuerda que esta es una de «las reivindicaciones» de los vecinos.

Sin embargo, la portavoz de la comunidad de propietarios de los apartamentos Don Pepe, Silvia Hernández, asegura que el Consistorio no puede inscribir en el Catastro el estado de ruina del edificio porque «no se puede considerar en esta situación hasta que lo dictamine un juez». «Ahora estamos en fase administrativa y si, cuando finalice ésta, no hay ningún resultado, acudiremos a la vía judicial y será un juez el que determine si el edificio está o no en ruina», justifica Hernández, que anuncia que se interpondrá el correspondiente recurso ante el Catastro. Durante el último mes, los vecinos están recibiendo notificaciones del Catastro con la nueva valoración de sus propiedades.

El Consistorio sostiene que la reducción del valor de sus inmuebles supone «un beneficio» inmediato para los propietarios (al reducirse la carga impositiva) y puntualiza que esta inscripción es «reversible» en el caso de que finalmente se determinase, ya sea por vía administrativa o judicial, que el edificio no está en ruina.

Réplica al conseller de Vivienda

Por otra parte, Hernández acusó al conseller de Movilidad y Vivienda, Josep Marí Ribas, de «faltar a la verdad» al asegurar el martes en el Parlament que, al margen de la Ley de Urbanismo, para resolver el problema de los apartamentos Don Pepe habría que buscar «un encaje legal» con la Ley de Costas y la normativa del Parque Natural.

Hernández indicó que tanto Costas como la dirección del Parque Natural autorizarían la rehabilitación de los Don Pepe, siempre que no supusiera una ampliación o modificación de lo existente. De hecho, destacó que estos dos organismos dieron el visto bueno al proyecto de reforma previsto por los propietarios, con una serie de medidas para proteger el entorno.

Compartir el artículo

stats