Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Migración | Llegada de embarcaciones a Ibiza y Formentera

Gran despliegue de medios por la llegada masiva de pateras a Formentera e Ibiza

Guardia Civil, Policía Nacional, Salvamento Marítimo y Cruz Roja redoblan esfuerzos a base de horas extraordinarias para rescatar y atender a 147 migrantes procedentes del norte de Argelia

Guardias civiles procedentes de Ibiza se hacen cargo en la Savina de los migrantes.

Guardia Civil, Policía Nacional, Salvamento Marítimo y Cruz Roja tuvieron que entregarse a fondo, redoblando turnos a base de horas extraordinarias y con los medios de que disponen, para atender la llegada masiva, desde el pasado sábado hasta ayer mismo, de 147 personas que arribaron en diez pateras a las Pitiusas (nueve a Formentera y una a Ibiza) procedentes de la región de Boumerdès, Argelia, a poco más de 165 millas al sur de Formentera.

Ayer mismo por la mañana llegó a Formentera la novena patera a Formentera desde el sábado y la décima que arriba a las Pitiusas (una se detectó en Ibiza). Fue en la zona de Caló des Mort, en Migjorn, con once hombres que fueron localizados en aparente buen estado de salud, según informó la Delegación del Gobierno.

Desde la Guardia Civil no pudieron precisar el número de guardias desplegados a lo largo de estos días, especialmente en Formentera, pero detallaron las unidades que intervinieron en el rescate y localización de las 128 personas que arribaron a Formentera. Además de todo el puesto de Formentera, intervinieron miembros de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Baleares, el Servicio marítimo, el GEAS, el Greim (rescate de montaña), personal del centro operativo del SIVE y agentes fiscales.

La Policía Local de Formentera también realizó labores de búsqueda, localización y traslado de migrantes. Desde el departamento de comunicación de la Comandancia de la Guardia Civil en Baleares señalaron que su «prioridad es el rescate de las personas, llegar a ellos lo antes posible por si necesitan algo, luego ya están los trámites que pasamos a la Policía Nacional».

El comisario de la Policía Nacional de Ibiza, Manuel Hernández, explicó que la labor de Extranjería es la de abrir el correspondiente expediente administrativo, en el plazo de 72 horas, con la notificación de la orden de devolución al país, por entrada ilegal.

«Lo estamos gestionando con medios propios y se están duplicando esfuerzos y de momento aunque ha llegado muchísima gente lo estamos llevamos sin que haya problemas»

decoration

Con ese documento los migrantes quedan en libertad y pueden decidir entrar en un programa de acogida de una ONG, como Cruz Roja, pero todos intentan llegar a la península. El destino final de la mayoría es Francia, Bélgica y algunos países nórdicos, donde suelen tener familia.

En el caso de que se les impute algún delito penal como favorecer el tráfico ilegal pueden quedar detenidos. Un ejemplo son los dos patrones argelinos detenidos en Formentera, en la madrugada de ayer en la playa de Migjorn, como presuntos autores de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. Fueron sorprendidos por la Guardia Civil intentando repostar una embarcación de 8 metros de eslora, dotada de dos motores de 250 CV, y en la que había indicios de haber sido utilizada para el tráfico ilícito de personas. Estas personas intentaron escapar, tras haber desembarcado a once personas en Migjorn.

Respecto a cómo gestionan esta situación, el comisario de la Policía Nacional manifestó: «Lo estamos gestionando con medios propios y se están duplicando esfuerzos y de momento aunque ha llegado muchísima gente lo estamos llevamos sin que haya problemas». Hernández añadió que cuentan «con la colaboración de Madrid y de Palma», para hacer frente al aluvión de trabajo.

Destacó especialmente la colaboración con la Guardia Civil y las policías locales de Sant Antoni y de Ibiza, además «de las policías portuarias de Ibiza y Sant Antoni, que están colaborando excepcionalmente», subrayó.

Estación marítima habilitada

En este sentido la Policía Nacional ha tenido que habilitar, con la colaboración de Ports de Balears (un organismo del Govern balear), la estación marítima de Sant Antoni, acondicionada de forma provisional con camastros, para acoger a los migrantes, ya que en la comisaría de Ibiza no cabían. El comisario precisó: «Hemos tenido que habilitar este espacio y de momento nos está funcionando, todo dependerá de si llegan más pateras o no», advirtió.

Salvamento Marítimo también ha intervenido con su buque ‘Salvamar Acrux’ en las Pitiusas, para el rescate de personas en el mar. En este caso también cuentan con la colaboración de Guardia Civil, que suele embarcar con ellos. Cruz Roja de Ibiza activó su plan de ayuda con el despliegue de 25 voluntarios y personal laboral, la entrega de 125 kits de ayuda humanitaria básica y ha facilitado 52 camas para el dispositivo de acogida en Sant Antoni, entre otros medios.

Compartir el artículo

stats