Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Congreso

Un testimonio por el respeto y la tolerancia en Ibiza

Violeta Jordá expone su testimonio de niña trans ante los alumnos de cuarto de ESO del instituto Quartó del Rei

Los alumnos de cuarto de ESO del Quartó del Rei visionaron el documental 'Me llamo Violeta' | V.MARÍ

El hotel Aguas de Ibiza acogió ayer la primera edición del congreso ‘Vívete, respecte i llibertat’, dedicado a la diversidad sexual y una de las iniciativas con las que Santa Eulària participa este año en los actos incluidos dentro de la programación del Ibiza Pride. La jornada matutina, destinada a los adolescentes, tuvo como protagonista a Violeta Jordá, la protagonista del documental ‘Me llamo Violeta’, en la que su transformación personal ejerce de hilo conductor de diversos testimonios de personas transexuales.

Violeta Jordá.

El organizador del Congreso, Carlos Ramón, de la promotora Garabatoos y fundador de la ONG Proyecto Juntos, definió a Jordá como un claro exponente del «respeto y la libertad», los dos principales objetivos que se marca esta iniciativa. «Respeto por lo nuevo y diferente, libertad para sentir y vivir», destacó ante al auditorio, compuesto por los alumnos de cuarto de ESO del instituto Quartó del Rei. «Aunque vosotros, los más jóvenes, tenéis la mentalidad más abierta», precisó.

El organizador del congreso, Carlos Ramón, aguanta el micrófono a Belén Alvite.

A continuación, se proyectó el documental, de 76 minutos y con la factura de Mediapro, en el que se narra el proceso por el que Violeta Jordà asumió la identidad con la que se sentía identificada y dejó de ser Ignacio. De hecho, en un vídeo doméstico en el que le va haciendo preguntas su padre, el ex actor porno Nacho Vidal, le responde que prefiere estar con niñas y que se siente como ellas, cuando apenas contaba con un par de años de edad.

Historias cruzadas

En el documental se entrecruzan varias historias personales de jóvenes transexuales, de la exdiputada de Madrid Carla Antonelli, algún testimonio de personas perseguidas durante el franquismo o el de los padres de Alan, un chico que se suicidó tras sufrir acoso en el instituto. Tras la proyección, Carlos Ramón invitó a los estudiantes a que preguntaran a Jordà, pero ninguno se animó.

Entonces, la directora del Centro de Estudios y Prevención de Conductas Adictivas, Cepca, Belén Alvite, agradeció el testimonio de la protagonista y le preguntó si ahora, con 14 años y en plena adolescencia, se sentía diferente al momento del rodaje, tres años atrás. «Te tienes que aceptar a ti misma tal y como eres, porque todos somos iguales y especiales a nuestra manera», respondió.

Inés Machado, la secretaria de la asociación Chrysalis Balears y madre de una niña trans de nueve años, preguntó a Jordà cuándo se animó a sentarse ante el público para dar ejemplo. «Cuando me enteré de la historia de Alan», respondió sin dudar.

La primera edición de ‘Vívete, respecte i llibertat’ concluyó por la tarde con los coloquios protagonizados por el periodista Paco Tomás, la cómica Elsa Ruiz, la escritora Ana Cerezuela y la modelo Ángela Ponce.

Primer congreso de vívete, respecte i llibertat’ en Santa Eulària. El hotel Aguas de Ibiza acoge una jornada de temática LGTIBQ. 1 La sesión de la mañana del congreso ‘Vívete’ contó con la presencia de los alumnos de cuarto de ESO de Quartó del Rei.

Compartir el artículo

stats