Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pilar, trivacunada contra el covid en Ibiza

«Con una enfermedad crónica sabes que en cualquier momento te puede pasar cualquier cosa»

24

Trasplantados en Ibiza: la tercera dosis de Pilar

La tercera residente en Ibiza con la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus. Pilar Isern pasa por el puesto número 1 de vacunación del Recinto Ferial con una sonrisa que esconde la mascarilla pero revelan sus ojos. «Me hace ilusión ponérmela», comenta después del pinchazo, mientras se dirige al espacio de espera del vacunódromo, donde aguardan otras cinco personas.

Pilar recibió un trasplante de hígado hace nueve años y, «al ser inmunodeprimida», reconoce que tras la dosis de refuerzo se siente más tranquila. «Podré salir más a la calle y no tendré la preocupación de qué pasará contigo si caes enferma». Desde que comenzó la pandemia, explica, el temor no ha sido tanto a contagiarse de coronavirus como a tener que ir al hospital por cualquier otra cosa medianamente grave. O preocupante.

Vista general, ayer por la mañana, del Recinto Ferial. | ZOWY VOETEN

«Al tener una enfermedad crónica a lo que tenía miedo es a tener que ir al hospital. ¿Y si está saturado? ¿Y si no hay sitio para mí? ¿Y si no quedan respiradores?», comenta Pilar Isern, que matiza que quizás no ha sentido tanto miedo como «respeto». A pesar de esto, asegura que no ha dejado de «hacer cosas». Eso sí, reconoce que durante toda la pandemia ha sido «bastante cuidadosa». Tiene siempre en la cabeza que contagiarse supone para ella más riesgos que para una persona que no haya pasado por un trasplante.

«El miedo no lo tienes por el virus. Tienes una enfermedad crónica y sabes que en cualquier momento te puede pasar cualquier cosa», señala.

«Sé qué es estar mal»

«Sé lo que es estar mal, estar en un hospital, y no quiero volver a eso», confiesa recordando el tiempo previo a recibir un órgano. «Ni yo ni los míos», añade. En su casa no hay sitio para negacionistas. No pueden permitírselo. Es una cuestión de vida o muerte. «Están todos vacunados. No se lo han pensado», indica mientras, al fondo, otro de los primeros en recibir la tercera dosis de la vacuna contra el covid en Ibiza abandona ya el Recinto Ferial, pasado el tiempo de espera para asegurarse de que no sufre ningún efecto secundario. «Cuando los que están en casa se vacunan vives más tranquila», confiesa esta usuaria, que reconoce que en su situación es inevitable pensar en la posibilidad de que alguno de ellos, que han seguido trabajando, se contagie y lleve el virus a casa.

Han estado de suerte. Desde que empezó la pandemia no han tenido que hacer ninguna cuarentena ni aislamiento. «Hemos tenido mucho cuidado. Nos hemos quedado en casa cuando tocaba y cuando salían, al llegar se lo quitaban todo», recuerda Pilar. Cuando el jueves la llamaron desde Infovacuna para darle la cita para la tercera dosis se sorprendió. «No esperaba que fuera tan deprisa. Pensaba que tardarían un mes o dos», relata Pilar, que recibió la segunda dosis a principios de mayo. Le preguntaron si quería la dosis de refuerzo y no tardó ni un nanosegundo en contestar. «Dije ‘ahora mismo’», afirma la recién vacunada, que lleva una mascarilla FFP2 que, aunque le digan que puede prescindir de ella, apenas se quita.

De hecho, critica la actitud de buena parte de la gente respecto a las medidas de prevención: «Te da coraje. Cada uno se preocupa de sí mismo, le da igual lo que tenga el de al lado. Tampoco es que vayas con un letrerito aquí (se toca el pecho) que diga ‘estoy enferma’. Los que tengo en casa, mis vecinos, sí que cuando vienen a verme se ponen la mascarilla, pero al que no te conoce le da igual lo que te pase». «Todos tenemos un abuelo cerca, todos tenemos a alguien que si en un momento dado se contagia... Seamos un poco más civilizados. Igual tú estás sano, pero no sabes qué le pasa al que tienes al lado», pide Pilar, que no tiene ni una pizquita de miedo a los efectos secundarios de la tercera dosis. De las dos primeras, ni se enteró.

Compartir el artículo

stats