Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Violeta Jorda: «Quiero ayudar a que la gente no le tenga miedo a la transexualidad»

La protagonista de ‘Me llamo Violeta’ asistirá a un coloquio el miércoles en el Hotel Aguas de Ibiza de Santa Eulària

«Quiero ayudar a que la gente no le tenga miedo a la transexualidad»

«Quiero ayudar a que la gente no le tenga miedo a la transexualidad»

Violeta Jorda Jaimes, la hija de Franceska Jaimes y Nacho Vidal, llega a la entrevista algo tímida. Con una sonrisa constante, que se intuye debajo de la mascarilla, a sus 14 años tiene claro quién es: una joven adolescente con ganas de ayudar. Hace 8 años que le comunicó a su familia que, a pesar de haber nacido en un cuerpo de niño, era una niña. «Se lo dije después de ver un vídeo que me enseñó mi mamá sobre un niño ‘trans’ de Canadá», recuerda la joven, que de inmediato le dijo a su madre: «Me pasa lo mismo, yo soy una niña».

Desde entonces, sus padres la han acompañado en el proceso de cambio apoyándola en cada una de sus decisiones. «Al principio me costó un poco asimilarlo. Yo no sabía sobre el tema ni tenía información, así que fue difícil entenderlo», reconoce Jaimes, su madre. Sin embargo, una vez entendido, asegura que ha sido un «proceso muy bonito» que les ha servido para conocerse y «para aceptar que todos somos diferentes» y eso «está bien», explica.

Comprensión en el aula

Según relata Violeta, se sintió muy comprendida entre su grupo de amigas del colegio cuando les explicó lo que sucedía y, de hecho, la joven tiene que pensar mucho cuando se le pregunta ‘cuál ha sido el momento más difícil que ha vivido durante el proceso de cambio’. «Ninguno», responde. En su opinión, su generación está muy sensibilizada y trata de manera natural todos estos temas. «Mucho más que los adultos», puntualiza Jaimes.

«Al principio me costó un poco asimilarlo. Yo no sabía sobre el tema ni tenía información, así que fue difícil entenderlo»

decoration

Desde que era pequeña sus padres fueron viendo señales que les indicaban que su hija, que por entonces respondía al nombre de Ignacio, era diferente. «Había señales claras como querer vestirse de rosa siempre, jugar con muñecas o querer cambiarse el nombre. Aunque la confirmación llegó después del vídeo», recuerda su madre.

Nerviosa, aunque pisando fuerte, Violeta habla con naturalidad de su cambio de género y quiere ayudar a otras personas a entender qué significa ser ‘trans’. «Con 11 años escribí un libro porque quería ayudar. Ahora, un poco más mayor, me puedo expresar mucho mejor que antes y quiero seguir ayudando a que la gente, en especial los padres de chicos y chicas ‘trans’, entiendan el tema de la transexualidad y no le tengan miedo», destaca.

Ayudar a otras familias

«Se han puesto en contacto conmigo muchas personas. La madre de una familia de Valencia me llamó para darme las gracias porque después de leer mi historia había podido comprender a su hija», explica emocionada. La niña valenciana, de cinco años, le comunicó también de forma precoz a sus padres lo que sentía. Ahora, cuenta Violeta, está feliz. «Los padres han logrado entenderla y respaldan su decisión», prosigue. Fue este tipo de experiencias lo que le llevó a rodar un documental sobre su historia en 2019, 'Me llamo Violeta', que se visualizará el miércoles a las 9.30 en el Hotel Aguas de Ibiza de Santa Eulària, en el marco del congreso ‘Vívete. Respeto & Libertad’, organizado por Garabatos. El público estará formado por estudiantes del instituto IES Quartó del Rei.

Ahora, un poco más mayor, me puedo expresar mucho mejor que antes y quiero seguir ayudando a que la gente, en especial los padres de chicos y chicas ‘trans’, entiendan el tema de la transexualidad y no le tengan miedo"

decoration

Una vez terminado el documental se llevará a cabo un coloquio entre los jóvenes asistentes y la protagonista. «La charla es entre Violeta y los jóvenes. La idea es que los adultos no contaminen el ambiente y que se genere un coloquio natural entre ellos», explica Carlos Ramón, fundador de Garabatos.

El congreso continuará a las 17 de la tarde en el hotel y contará con la presencia de Ángela Ponce, Paco Tomás y Ana Cerezuela, además de los representantes de las asociaciones Ibiza LGTB, Servicio de atención integral LGTBIQ+, Sa clau de s’Armari y Chrysallis Baleares. La jornada se engloba dentro de la semana del Ibiza Gay Pride y cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento de Santa Eulària y el Consell.

Compartir el artículo

stats