Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una media de 18.000 vehículos diarios circularon en Formentera en julio y agosto

La regulación de entrada de vehículos a Formentera cumple sus objetivos y reduce cada año, desde 2019, un 4% el número de vehículos

Coches esperando embarcar en el puerto de Ibiza hacia Formentera.

Coches esperando embarcar en el puerto de Ibiza hacia Formentera. Gerard Felip

El tercer año de la puesta en marcha de la regulación de entrada de vehículos a Formentera, conocida como Formentera.eco, este plan, único en España, sigue cumpliendo sus objetivos rebajando en un 4% anual los vehículos a motor que se pueden mover por la isla en verano, entre el 24 de junio y el 7 de septiembre.

La media diaria de vehículos que tuvieron autorización para circular fue de 17.963 unidades. Pero el departamento de Movilidad del Consell se fija especialmente en la presión de julio y agosto para sacar conclusiones. En esos meses la media diaria de vehículos fue de 18.138, un 4,4% menos que en 2020, con una media diaria de 19.616 entre coches y motos.

Al igual que el pasado año, el cupo establecido de entrada de turismos se agotó en el mes de agosto, en cuanto a la cuota de visitantes, fijada para este año en 20.591 unidades. Durante cinco días: 14, 15, 16, 19 y 20, se llegó a esa cifra. El pasado año también se produjo esta circunstancia, pero durante cuatro días de agosto. A lo largo del citado mes la ocupación media diaria de turismos de visitantes fue superior al 90%, por lo menos durante 24 días. En el caso de las motos se ha repetido el mismo patrón, agotando el cupo durante once días de agosto, mientras que en 2020 el cupo autorizado solo se alcanzó durante cuatro días.

"Se han conseguido los objetivos establecidos, aunque el tránsito en nuestras carreteras continúa siendo excesivo y se produce saturación en las horas punta»

decoration

La regulación de entrada de vehículos, estableciendo un límite, fue posible hace tres años tras la aprobación de la Ley balear, 7/2019, de 8 de febrero, para la sostenibilidad medioambiental y económica de la isla de Formentera. Una ley, reclamada por todos los sectores insulares en la que ahora han puesto interés otras islas como Menorca o Ibiza para aplicar esa regulación en su territorio. Formentera es el único territorio de España con una normativa así, que solo comparte con algunas islas de Europa.

El cupo máximo que se fijó en 2019 (primer año de aplicación) fue de 22.382 vehículos y durante dos años, comenzando por 2020 se ha ido reduciendo en un 4% anual y seguirá así hasta 2023, alcanzando una reducción del 16%.

El conseller insular de Movilidad, Rafael González, resumió como conclusión de este año: «Se han conseguido los objetivos establecidos», pero también reconoció que «el tránsito en nuestras carreteras continúa siendo excesivo y se produce saturación en las horas punta».

Al ser preguntado si considera que la Avenida Joan Castelló Guasch, que atraviesa la localidad de Sant Ferran, es un inconveniente por el ‘cuello de botella’ que representa para el tráfico y los atascos que se generan, el conseller manifestó: «La reforma de Sant Ferran es reciente y quiero poner en valor esa obra teniendo en cuenta que durante once meses funciona bien y solo en el mes de agosto es cuando se produce esta saturación. Nuestro objetivo es reducir el número de vehículos en agosto», subrayó.

Estudio del tráfico en agosto

El área de Movilidad realizó durante 15 días del mes de agosto un estudio sobre el tráfico que soporta la red viaria insular, para conocer las frecuencias de paso y el número de vehículos. González manifestó: «Hemos realizado un estudio de aforos de la red viaria, contabilizando vehículos y bicicletas así como usuarios de transporte público». Según avanzó, su departamento está trabajando en el análisis de esos datos para luego presentarlos en octubre ante el Consell d’Entitats, donde se analizará la actual temporada y se programará la de 2021 respecto a la reducción de entrada de vehículos. Incluso se mostró receptivo en aumentar el porcentaje de reducción de vehículos si se llega a un acuerdo entre los sectores sociales y empresariales.

Mil sanciones

A lo largo de esta temporada la conselleria de Movilidad ha abierto más de mil expedientes sancionadores a vehículos que han estado circulando sin la obligada autorización. La sanción mínima a la que se enfrentan es de 1.000 € pero puede alcanzar los 10.000 €, en función de la reincidencia. El conseller avanzó que en los próximos tres meses se concluirán todos esos expedientes, atendiendo a los recursos que los afectados puedan presentar.

Compartir el artículo

stats