Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sucesos

Cuatro helados, unas patatas y unas monedas: el robo de los migrantes de Formentera

La Guardia Civil investiga la autoría de un hurto cometido en un restaurante en la madrugada del lunes

Puerta del restaurante Chacala que fue forzada el marte de madrugada

Puerta del restaurante Chacala que fue forzada el marte de madrugada

La Guardia Civil investiga la autoría de un robo, de "menor importancia" según el propietario del restaurante Chacala, en Cala Saona, Formentera, que habrían podido cometer algunos de los 14 migrantes que llegaron en la madrugada del pasado lunes, sobre las 2.30 horas, a esa zona. Todas las personas que llegaron a las Ibiza y Formentera ese día, más de medio centenar, están en estos momentos bajo la custodia de la Policía Nacional, según ha confirmado la Oficina Periférica de la Comandancia de la Guardia Civil, antes de pasar a disposición judicial.

“Debían tener hambre y se llevaron cuatro helados, unas patatas fritas y las monedas del cambio de la caja"

decoration

El propietario del restaurante ha relatado a Diario de Ibiza que el robo fue "de menor entidad", quitándole importancia, salvo por la rotura de la cerradura de la puerta, que ya está repuesta: “Tendrían hambre y se llevaron cuatro helados, unas patatas fritas y las monedas del cambio de la caja, nada de importancia y tampoco tocaron nada más”, aseguró.

En el espacio exterior de este establecimiento también hay un puesto de venta de pareos, bikinis y bisutería, en este caso abrieron algunos de los armarios, “pero no se llevaron nada, se ve que no les interesaba”, ha comentado el afectado por el robo.

Compartir el artículo

stats