Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paratriatleta de Ibiza Javier Vergara nada cinco kilómetros para una causa benéfica

«Ya estamos planeando el reto del año que viene», asegura el paratriatleta ibicenco eufórico tras lograr su objetivo, con el que ha recaudado dinero para ayudar a una joven de 23 años a la que amputaron una pierna y que necesita una prótesis de 3.000 euros

68

El paratriatleta Javier Vergara cumple con éxito su reto de 5km de natación por una causa benéfica

El paratriatleta ibicenco Javier Vergara (Grupo Deportivo Presuntos Triatletas) ya tiene «ganas de más» tras cubrir ayer a nado con éxito los cinco kilómetros que separan la Torre de ses Portes de la Torre de sa Sal Rossa.

El 21 de julio de 2014, Vergara sufrió un accidente que le supuso la amputación de su pierna derecha. Desde entonces, este joven ibicenco de 35 años ha protagonizado una historia de superación planteándose año tras año un nuevo reto para demostrar que no hay barreras que le impidan cumplir sus objetivos.

Javier Vergara cumple su reto y nada cinco kilómetros por una causa benéfica Xavier Asenjo

Nadar alrededor de la Illa de ses Rates, frente a la playa de ses Figueretes, o hasta es Vedrà, han sido alguna de las travesías que el ibicenco ha completado años atrás. La distancia máxima que había logrado cubrir era de 3.000 metros. Hasta ayer.

Este año el reto era aún mayor, ya que tenía un fin benéfico. Hace unos meses, la asociación Puentes de Vida se puso en contacto con Vergara para buscar la manera de recaudar fondos para adquirir una prótesis para una joven marroquí de 23 años a la que amputaron una pierna hace 10.

Una prótesis de 3.000 euros

La joven vive en una aldea de Marruecos, sin recursos suficientes para adquirir una prótesis de 3.000 euros que le facilite su día a día. Vergara lo tuvo claro: el reto de este año sería por y para los dos.

Javier Vergara cumple su reto y nada cinco kilómetros por una causa benéfica Xavier Asenjo

A las 7.30 horas de ayer ya estaban en el aparcamiento de ses Salines Vergara y todos los amigos, compañeros de club y familiares que han querido acompañarle de una manera u otra. A las 8.45 horas, el grupo de siete nadadores se lanzaba al agua en la Torre de ses Portes. Unos metros más adelante, a la altura de es Cavallet, otros cuatro compañeros se les han sumado y les han acompañado hasta la meta, en la Torre de sa Sal Rossa, a donde llegaron a las 10.40 horas. Además, ocho personas formaron el equipo que les facilitó apoyo en kayak y paddle surf.

Javier Vergara cumple su reto y nada cinco kilómetros por una causa benéfica Xavier Asenjo

A pesar de haber sufrido una contractura en el pectoral el pasado lunes y no encontrarse al cien por cien, Vergara decidió seguir adelante con el reto. «Ha habido familiares y amigos que me han dicho que no lo hiciera», admitía ayer a este diario. Sin embargo, relató que cogieron un «ritmo cómodo» y que se sintió bien. «Me he sentido muy cómodo, no ha habido corriente y solo hemos tenido alguna picadura de medusa», reiteró el paratriatleta al finalizar la prueba.

Vergara debutó el pasado mes de julio en el acuatlón de ses Figueretes y tenía previsto hacerlo en triatlón el pasado fin de semana en Palma pero, finalmente, la prueba fue suspendida.

Ahora, con la euforia tras el logro cosechado, asegura que ya está planeando el reto del año que viene, en el que pretende sumar dos kilómetros más y nadar 7.000 metros en aguas abiertas.

Compartir el artículo

stats