Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud volverá a operar por las tardes en Ibiza para reducir las listas de espera

El aumento de la actividad quirúrgica dependerá de que Can Misses cuente con los anestesistas suficientes

Uno de los quirófanos del nuevo Can Misses.

Los quirófanos del Hospital Can Misses volverán a operar por las tardes para tratar de reducir la sobrecargada lista de espera, afirmó ayer la consellera balear de Salud, Patricia Gómez, en su visita a Ibiza. Es decir, se recuperará lo que se conoce en el gremio como peonadas y que permiten no sólo aumentar las operaciones que se llevan a cabo en un día sino, además, que los profesionales sanitarios cobren un plus. «Habrá jornada extraordinaria», comentó la consellera después de destacar el «trabajo» que durante la pandemia han estado haciendo los profesionales de los hospitales de las islas.

Salud se puede plantear esta opción ahora que los anestesistas y otro personal de los quirófanos de Can Misses han vuelto a centrarse en su actividad, después de pasar buena parte de la cuarta ola formando parte de los equipos multidisciplinares que controlaban a los pacientes covid graves y críticos ingresados fuera de la UCI.

Estas jornadas extraordinarias de tarde, sin embargo, dependerán también de que el centro hospitalario cuente con los profesionales suficientes en el bloque quirúrgico para ello. El principal problema está en los anestesistas, aunque desde Salud recuerdan que en julio el Consell de Govern aprobó la contratación de una empresa externa para garantizar el servicio de Anestesia y Reanimación. De momento se ha aprobado la partida de 1,6 millones de euros y se han elaborado los pliegos de condiciones para el contrato, que saldrá en breve a concurso.

La consellera señaló que se derivarán pacientes a centros privados y concertados para aligerar las listas de espera. A pesar de esto, Gómez reconoció que ni todos estos hospitales y clínicas serían suficientes para reducir las listas de espera.

10.725 personas esperando una consulta y 2.569 una operación

En estos momentos hay 10.725 personas esperando una consulta con el especialista en las Pitiusas (10.261 en Can Misses y 464 en Formentera) y otros 2.569 pendientes de una operación (14 en Formentera), según los datos actualizados este martes por el Servei balear de Salud. El hospital ibicenco es el que cuenta con más usuarios que han superado el establecido como tiempo máximo en una lista de espera (60 días para una primera cita con el especialista y 180 para entrar en quirófano). Casi la mitad de los pacientes para una consulta externa superan esos dos meses: un 47,8%, cifra que en total de Baleares es del 32,9%. En las listas de espera de quirófanos hay un 39,6% de los usuarios que llevan más de seis meses aguardando cuando la media de la Comunitat se sitúa en el 22,9%.

Can Misses es el hospital público de la Comunitat con los tiempos de demora media más elevados en ambas listas de espera. En el caso de la quirúrgica, los usuarios deben aguardar 193 días (casi seis meses y medio), 36 días más que los de Son Espases, que son los segundos que más esperan y casi dos meses por encima de la media de las islas. Las diferencias son aún más acusadas en en la lista de espera de consultas. En Can Misses la demora media es de 128 días, más del doble que la que se registra en Baleares.

Compartir el artículo

stats