Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva variante de Ibiza elimina casi todo el tráfico pesado de Ca na Negreta

Las circunvalaciones reducen notablemente el tráfico en los dos centros urbanos

25

Más de 46.000 vehículos circulan cada día por las variantes de Jesús y Ca na Negreta Vicent Marí

La construcción de las variantes de Ca na Negreta y de Jesús, finalizadas en noviembre del pasado año, ha favorecido la reducción del tráfico en ambos centros urbanos. Durante el mes de agosto, una media de 46.310 vehículos han transitado a diario por ambas vías, según explicó ayer el conseller de Red Viaria, Mariano Juan, en una convocatoria de prensa celebrada en el nuevo desvío a Jesús.

Según un estudio de carga llevado a cabo este mes por el Servicio de Red Viaria del Consell, un total de 38.240 los vehículos han dejado de pasar por el casco urbano de Ca na Negreta (6.649 camiones y 31.591 turistas) y 8.070 por el centro de Jesús (655 camiones y 7.416 turismos).

El volumen de tráfico pesado en la zona, una queja constante entre los vecinos, se ha reducido casi en su totalidad, con un 98% menos en Ca na Negreta y un 85% de reducción en Jesús.

Por otro lado, Juan hizo hincapié en el paso elevado construido en la salida del colegio público de Jesús, así como en el aparcamiento instalado también en la entrada de la escuela, dos elementos que velan por la «seguridad de los usuarios del centro». Finalmente, el conseller destacó el «último gran cambio», el paso subterráneo que une Jesús con Puig den Valls, «que permite unir las dos localidades y que, en cuestión de semanas, se unirá con Vila a través de la pasarela de s’Olivera».

El nuevo paso subterráneo permite a los vecinos desplazarse entre ambas zonas sin usar el coche. | VICENT MARÍ

Carmen Ferrer, alcaldesa de Santa Eulària, también presente en la convocatoria, agradeció el «empujón que supone la finalización de las obras de la carretera de Santa Eulària para el municipio» y anunció que se trabaja en la redacción del proyecto de urbanización de Ca na Negreta junto al Consell y los vecinos de la zona. «El gran volumen de tráfico que ha tenido que soportar el tramo de Ca na Negreta durante tantos años ha provocado daños en el casco urbano. Por ello, esta pacificación del tráfico nos permitirá transformar los centros urbanos y devolverles la humanidad», agregó Ferrer.

Por su parte, Vicent Marí, presidente del Consell, destacó la importancia de las nuevas infraestructuras para «la transformación del centro urbano de los barrios», lo que permitirá que los «vecinos gocen una mejor calidad de vida». «Las obras de la carretera de Santa Eulària, en funcionamiento desde hace varios meses, son las últimas incluidas dentro del Plan de Carreteras vigente en la isla y suponen una mejora en la seguridad y en la fluidez del tráfico», agregó el presidente.

A continuación, la comitiva se trasladó hasta el paso subterráneo que une Puig d’en Valls con Jesús, en funcionamiento desde principio de año y que supone, apuntaron los políticos, una mejora importante para los vecinos, que «por fin pueden desplazarse entre ambos barrios a pie o en bicicleta con total seguridad», destacó Vicent Marí.

Compartir el artículo

stats