Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud añade la terapia de protones contra el cáncer infantil en Ibiza y el resto de Baleares

Incluye la protonterapia en la cartera de servicios de la sanidad pública, con un coste por paciente de 42.000 euros y la ventaja frente a la radioterapia de aumentar la supervivencia, no dañar tejidos sanos ni ocasionar alteraciones cognitivas y del crecimiento

Centro de terapia de protones de Quirónsalud en Madrid, inaugurado en enero de 2020. | QUIRÓNSALUD

Centro de terapia de protones de Quirónsalud en Madrid, inaugurado en enero de 2020. | QUIRÓNSALUD

El Govern amplía los tratamientos contra el cáncer infantil incluidos en la cartera de servicios y prestaciones del Servei de Salut.

Con este objetivo y un presupuesto bienal de 925.524 euros, la conselleria de Salud llevó ayer al Consell de Govern la aprobación del acuerdo que permitirá a partir de ahora aplicar a los pacientes de oncología pediátrica de las islas el tratamiento de radioterapia de protones.

Se trata de una terapia anticancerígena cuyo principal beneficio frente a la radioterapia convencional es minimizar los efectos nocivos sobre los tejidos sanos, consiguiendo aumentar la supervivencia hasta el 80% si va acompañada de otras medidas quirúrgicas y farmacológicas.

Este nuevo tratamiento se incluye de este modo dentro de la cartera de servicios de los hospitales públicos de las islas como una prestación más para los pacientes que lo requieran, con derivaciones cuando los informes médicos lo indiquen a los dos centros que hasta el momento ofrecen la protonterapia en España: la Clínica Quirón de Madrid y la Clínica Universitaria de Navarra.

Hasta el momento las derivaciones para someter a los pacientes a esta terapia requerían de un informe médico y de una tramitación administrativa específica para cada caso. Y suponían un coste individual de unos 42.000 euros por cada tratamiento.

Desde el año 2013, en que Balears envió a su primer paciente, hasta 2019, los menores con cáncer beneficiados se veían obligados a desplazarse a Suiza o Alemania para someterse a la terapia de protones.

En total seis pacientes se pudieron beneficiar del nuevo tratamiento. Cuatro de ellos se desplazaron a Suiza y dos a Alemania.

Desde el año 2000 los tratamientos de protonterapia empezaron a realizarse en España. Y Balears envió desde entonces tres pacientes a la Clínica Quirón de Madrid y uno a la Clínica Universitaria de Navarra.

Con la inclusión de la radioterapia de protones en la cartera de servicios de la sanidad pública de Balears se prevé que se pueda beneficiar a nueve pacientes de pediatría oncológica al año.

La radioterapia de protones o protonterapia utiliza partículas pesadas, protones en lugar de fotones, para tratar el cáncer infantil. Correctamente guiados, los protones liberan la energía de forma muy focalizada, minimizando los efectos nocivos sobre los tejidos sanos y concentrando dosis altas de radiación en el tejido tumoral. Esta característica de la radioterapia con protones está especialmente indicada para tratar tumores profundos, explica el Servei de Salut, sobre todo cuando hay que preservar estructuras críticas u órganos sanos, lo que reduce al mínimo las secuelas de la exposición a fotones. En la edad pediátrica la exposición a la radioterapia clásica puede suponer efectos secundarios importantes en la fase aguda de la enfermedad y también a largo plazo, como alteraciones del crecimiento o de la espera cognitiva.

Compartir el artículo

stats