Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Restricciones

Los bares y restaurantes de Ibiza reclaman volver a sus horarios habituales

Los representantes del sector de la hostelería y restauración acogen con moderada satisfacción la ampliación del cierre a las dos de la madrugada

Imagen de archivo de una terraza en el puerto de Vila. | C.N.

Los representantes del sector de la hostelería y la restauración en Ibiza han recibido con moderada satisfacción la flexibilización de las medidas para contener los contagios de covid aprobada ayer por el Govern balear, que permiten que puedan trabajar una hora más y ampliar su horario de cierre a las dos de la madrugada. No obstante, subrayan que sus establecimientos no han sido focos de propagación en ningún momento y lamentan que aún sigan con limitaciones a su actividad y consideran que ya es hora de volver a sus horarios habituales, sobre todo para aprovechar las últimas semanas de la temporada turística.

Para la presidenta de la asociación de bares y restaurantes de la Petita i Mitjana Empresa d'Eivissa i Formentera (Pimeef-Restauració), Verónica Juan, la ampliación de la actividad del sector por la noche «es bienvenida, pero hubiera estado mejor volver a los horarios de antes». «Nos hubiera gustado que entrara en vigor antes para así aprovechar el verano», abunda.

Obviamente, no es una temporada normal, pero sí que está yendo muchísimo mejor que la del año pasado

decoration

Además, Juan recuerda que la solución a la situación sanitaria actual «no se encuentra en estas restricciones de una hora más o menos ni el número de comensales por mesa». No obstante, también constata que el verano está dando unos resultados óptimos dada la situación existente meses atrás. «Obviamente, no es una temporada normal, pero sí que está yendo muchísimo mejor que la del año pasado», indica la representante de Pimeef.

Nosotros queremos volver ya al horario de nuestras licencias de actividad

decoration

Por su parte, el presidente de la Asociación de Bares y Restaurantes de Eivissa (ABRE), Juan Olmos, considera que la equiparación del horario en Ibiza con el resto de Balears «era ineludible», aunque apunta que sigue siendo insuficiente. «Era de esperar, visto que los contagios por covid y la incidencia no paran de reducirse, pero nosotros queremos volver ya al horario de nuestras licencias de actividad», subraya.

Además, advierte de que estos límites pueden ser contraproducentes, ya que provocan que todos los clientes abandonen al mismo tiempo los bares y restaurantes y se produzcan masificaciones en las zonas más concurridas. «Este verano se ha demostrado que el problema no está en la hostelería, sino que está en la calle».

Botellones en la vía pública

«Todos hemos visto cómo está el puerto antes de la una de la madrugada, cuando la gente se comporta de manera decente, manteniendo las distancias y con prudencia», apunta. En cambio, tras la hora de cierre, la una de la madrugada hasta ayer, «se comprueba que es una locura donde se concentran masas de personas haciendo botellones».

Para el presidente de ABRE, «la hostelería es una herramienta para combatir la pandemia, los botellones y la masificación en las calles». «Por supuesto, a los locales que no cumplan las normas se les debe de perseguir, pero deben de dejar de pagar justos por pecadores». Olmos también valora con satisfacción que la temporada turística está superando las previsiones. «Pero no hay que lanzar las campanas al vuelo, porque han sido dos meses buenos y ahora hace falta que se mantengan en septiembre y octubre para reactivar la economía».

Compartir el artículo

stats