Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una Eivissa Jazz Experience con ecos árabes y viaje en bus

Abe Rábade, director y pianista de esta banda efímera que ayer actuó en el Baluard de Santa Llúcia ofreciendo un variado repertorio de estilos, alaba el Eivissa Jazz y destaca que «es un modelo de integración»

12

Una Eivissa Jazz Experience con ecos árabes y viaje en bus Zowy Voeten

Para Abe Rábade (Santiago de Compostela, 1977) actuar con la Eivissa Jazz Experience «es uno de los momentos más bonitos del año». Lo comenta minutos después de haber finalizado el ensayo general con esta «formación efímera» y horas antes del concierto que ofrecerá esta noche (la de ayer) en el Baluard de Santa Llúcia.

Lo que en su día comenzó como un experimento es hoy una propuesta consolidada del Eivissa Jazz de la que su creador y director se siente muy orgulloso. Se nota que fluye bien la relación entre los músicos que integran en esta ocasión la banda y que esta edición está siendo especial para el pianista gallego. Va a tener la oportunidad de compartir escenario con Jorge Rossy, un baterista catalán al que se rifan algunos de los músicos de jazz más importantes de España. Llevaba tiempo detrás de él, pero por cuestiones de agenda hasta ahora había sido imposible contar con su presencia en la Eivissa Jazz Experience.

Rossy ya había participado en el festival ibicenco. «Ayer conversando con él recordó que había estado en 1994», señala Rábade, tras destacar «que esta experiencia va más allá de la música».

Un momento de la actuación de la Eivissa Jazz Experience, ayer en el Baluard de Santa Llúcia. Zowy Voeten

El director recuerda también que la norma general es que esta formación, que cambia de músicos en cada edición, solo esté integrada por artistas que ya han pasado por el Eivissa Jazz. «Lo bonito y lo innovador es que es una producción propia en toda regla y que ofrece un juego con el tiempo, con épocas diferentes del festival. De esta forma gente que vinieron aquí tocando de chavales, regresan siendo ya músicos hechos y derechos», afirma.

Hay excepciones a esta norma. Por ejemplo, es la primera vez que participa en el festival ibicenco Enrique Oliver Gómez, «uno de los mejores saxofonistas de Europa».

A Rábade le gusta especialmente la oportunidad que le brinda la Eivissa Jazz Experience de tocar con músicos con los que no había colaborado nunca, como es el caso de Jaume Llombart, guitarra eléctrica. «Tenía muchas ganas de coincidir con él. Es genial la oportunidad que ofrece este proyecto y creo también que eso lo percibe el público, que es partícipe de esa espontaneidad que se está cociendo en el escenario», afirma. Aunque el experimento no siempre puede salir bien, se le recuerda, Rábade responde rápido con su habitual simpatía: «¿Y qué sería la vida sin riesgo?».

En esta edición el pianista gallego cuenta también con Tom Warburton, un contrabajista americano que reside en Sitges y que es, de todos los componentes, con el que más tiene experiencia tocando.

El director de la Eivissa Jazz Experience asegura que, a pesar de la pandemia, este año no ha sido especialmente complicado montar la banda. «El año pasado sí que fue más traumático porque lo del covid era novedad, pero este año, para bien o para mal, esto nos ha hecho muy flexibles y ya hemos hecho callo para lidiar con estas circunstancias», explica. Recuerda también que este proyecto se cuaja siempre en la distancia, a través de correos electrónicos en los que cada uno manda sus composiciones. «Para mí es un ejercicio de imaginación y psicología porque tengo que pensar en que todos vayan a congeniar. Suele salir bien», comenta.

En los catorce años que lleva funcionando la Eivissa Jazz Experience la banda ha oscilado entre el dueto y el octeto. En esta ocasión, explica, ha optado por una formación clásica del jazz, el quinteto. Del repertorio que tocarán por la noche destaca la gran variedad de estilos: desde lo humorístico, pasando por el jazz más ortodoxo hasta llegar a piezas «muy energéticas casi de mantra». Pone el acento sobre todo en una pieza «que suena muy arábiga que los músicos se llevarán al terreno del jazz y a la que darán un punto experimental», es un tema libanés llamado ‘Sunrise in Montreal’. El resto son composiciones originales de cada miembro de la banda. Tocarán, entre otros, temas de Rossi; del propio Rábade, de su próximo disco ‘Botánica’, y para cerrar, un tema muy frenético y divertido que Llombart ha dedicado a un autobús, ‘El bus 34’.

Rábade elogia el Eivissa Jazz. «Es un modelo de integración y tiene mucho mérito porque la mayoría de festivales no potencian el jazz hecho aquí y no lo hibridan con el jazz internacional», dice. Agradece al concejal de Cultura de Ibiza, Pep Tur, la confianza que cada año deposita en él y asegura, que por su parte, «hay Eivissa Jazz Experience para largo».

Un proyecto musical nacido en Suiza 

La tercera jornada del Eivissa Jazz comenzó con la actuación de Focusyear Band, un proyecto que nace en la Musik Akademie Basel (Suiza), que cada año escoge nueve músicos de todo el mundo y los beca para poder dedicarse solo a la música. Ayer actuaron Lorenzo Vitolo, piano; Joshua Schofield, saxo alto; Yakiv Tsvietinskyi, trompeta; Sebastian Greschuk, cello; Aron Talas, batería; Tatiana Nova, voz, Gianni Gagliardi, saxo tenor, y Roberto Koch (contrabajo).  

14

La Focusyear Band actúa en el Festival en la Ibiza Jazz Experience Zowy Voeten

De Ibiza al espacio de la mano de Pere Navarro y Gianluca Petrella 

El Eivissa Jazz 2021 se clausurará esta noche con dos quintetos, uno de la isla y otro de Italia. El trompetista de Sant Agustí Pere Navarro y su banda serán los primeros en actuar, a las 21.30 horas. Después de cerrar una etapa con su concierto en el Palau de la Música de Catalunya, el grupo inicia una nueva fase y da por finalizada la trayectoria del segundo álbum de la banda ‘Live in Madrid’ (Fresh Sound Records). 

Con la vista puesta en su tercer disco, que tienen previsto grabar en los próximos meses, el público del Eivissa Jazz podrá escuchar en primicia algunos de los temas que se incluirán en este tercer disco, aún sin título. A Navarro (trompeta y composiciones) le acompañarán sobre el escenario Ferran Borrell, guitarra; José Colls, bajo eléctrico; Joan Solana, piano, y David Xirgu, batería.

El último concierto de esta edición del festival, a las 22.30 horas, será a cargo del prestigioso trombonista de Bari (Italia) Gianluca Petrella. En una noche que se presenta como un diálogo entre dos quintetos mediterráneos, el de Petrella llevará al público a un viaje lleno de sensaciones. bautizado como ‘Cosmic Renaissance’.

Junto a Petrella estarán Mirco Rubegni, trompeta; Blake Franchetti, bajo eléctrico; Federico Scettri, batería, y Simone Padovani, percusión. Este concierto ha sido posible gracias a la colaboración del festival con el Instituto Italiano de Cultura. 

Compartir el artículo

stats